• Regístrate
Estás leyendo: Llega al Carrillo Gil exposición que Pinochet malogró
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 03:13 Hoy

Llega al Carrillo Gil exposición que Pinochet malogró

El golpe de estado de 1973 en Chile impidió que una muestra de Orozco, Rivera y Siqueiros se presentara en el Museo de Bellas Artes.
Publicidad
Publicidad

Tal vez de lo último que escribió Pablo Neruda antes de morir fue el texto para el catálogo de la exposición Orozco, Rivera y Siqueiros, pintura mexicana, muestra que nunca se inauguró debido al golpe de Estado en Chile en 1973, perpetrado por Augusto Pinochet.

El autor de Veinte poemas de amor y una canción desesperada moriría el 23 de septiembre, 10 días después de esos acontecimientos, pero dejó un invaluable testimonio de esa muestra, que 45 años después es recreada en el Museo de Arte Carrillo Gil, indicó ayer el curador Carlos Palacios.

“Estos tres maestros mexicanos nos indican con la responsabilidad de su grandeza la afirmación de una nacionalidad. Y nos enseñan la confianza y la esperanza a través de su pintura atormentada pero victoriosa”, escribió el poeta en Isla Negra en septiembre de ese año.

A más de cuatro décadas del acontecimiento, el Museo de Arte Carrillo Gil se dio a la tarea de armar esa exposición y hablar de las vicisitudes que enfrentó el curador Fernando Gamboa. La reconstrucción se hizo gracias a que el maestro no se movió de ese país hasta no descolgar las 169 obras de los artistas mexicanos del Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile. Su propósito era regresarlas a México, cosa que logró 15 días después.

Para el montaje en México de la exhibición, luego de itinerar por Chile, Argentina, Perú e Italia, presenta más de 60 obras de las 169 que originalmente conformaban la propuesta, detalló Palacios.

Además de las obras, se exhiben documentos y fotografías, lo que permite observar cómo Fernando Gamboa fue diseñando la exposición desde Ciudad de México. Incluso hay un croquis elaborado a mano en una hoja tamaño carta que así lo demuestra.

EL PROYECTO QUE NUNCA FUE

En Chile la exposición sería inaugurada con el nombre de Orozco, Rivera y Siqueiros, pintura mexicana, misma que estaría acompañada de una muestra de artesanías y otra de mil 500 libros de México. Todas las actividades se llevarían a cabo en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile.

Este conjunto de exposiciones formaban parte de unas jornadas organizadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores y la diplomacia chilena para conmemorar el tercer aniversario del gobierno de la Unidad Popular presidido por Salvador Allende.

Carlos Palacios indicó que esa muestra con obras de la colección del Carrillo Gil no había sido vista por el público chileno, hasta que fue recreada a detalle y presentada en ese país.

PATRIMONIO EN RIESGO

Fotografías tomadas al Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile durante los sucesos del golpe de Estado dan cuenta de que el recinto también fue objeto de una ráfaga de balas. Con ello se comprueba que el acervo del museo, así como las obras de los artistas mexicanos estuvieron en riesgo, pero finalmente se salvaron porque en pleno conflicto Gamboa hizo hasta lo imposible para sacarlas de ahí, relató Palacios.

Se pueden escuchar algunas grabaciones en las que el propio curador describe los primeros momentos del golpe de Estado, ya que el hotel en el que se hospedaba estaba casi frente al Palacio de La Moneda.

Como pudo, Gamboa desmontó cada uno de los cuadros de la exposición, corriendo un enorme riesgo, embaló toda la obra en 27 cajas, para después regresar a México, junto con más de 350 exiliados. Entre ellos se encontraba la viuda y las hijas del asesinado presidente Allende, gracias a las gestiones de Gonzalo Martínez Corbalá, entonces embajador de México en Chile.

CLAVES

RIVERA CUBISTA
En la exposición refulgen seis cuadros cubistas de Diego Rivera que pertenecen a la colección del Museo de Arte Carrillo Gil.

VISIÓN DE GAMBOA
En el Carillo Gil se reproduce el señalamiento que el curador Fernando Gamboa hizo para planear la muestra en Chile.

ACERVO
La muestra ofrece 102 piezas, entre ellas 60 obras de los tres grandes artistas del muralismo mexicano que figuraban en la selección original, así como documentos y materiales audiovisuales sobre ese singular episodio.

RETORNO A CASA
Tras exhibirse en Chile, Argentina, Perú e Italia, será posible ver la muestra en México, 45 años después de que salió de casa.

TESTIMONIOS
De gran ayuda han sido las notas de Fernando Gamboa, así como sus testimonios grabados, que permiten entender cómo se salvaron las obras en pleno golpe de Estado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.