Libros viejos buscan dueño

La edición 26 de la Feria del Libro de Ocasión estará hasta el próximo 2 de marzo; se realiza a la par de la FIL del Palacio de Minería.

México

¿Qué sería de Constantin Virgil Gheorghiu y La hora 25 sin las librerías de viejo? ¿Qué pasaría con los libros de los escritores rusos menos populares? ¿Dónde irían a parar esos libros usados o descatalogados que tuvieron la desgracia de caer en el olvido? Sin duda, estarían condenados a desaparecer, destinados a fungir como patas de sillón, como combustible para hogueras y boilers, vendidos por kilo, sepultados bajo su propio polvo o en el peor de los casos, condenados a morir lentamente de infecciones fúngicas.

Además de ser cápsulas del tiempo que permiten conocer como era La Divina Comedia en 1950, o El Retrato de Dorian Grey en 1968, las librerías de viejo son refugios para aquellos libros perdidos o descatalogados que aguardan a la espera de algún lector ávido de los secretos que esconde entre sus páginas.

En la actualidad, visitar una librería es más parecido a visitar una tienda departamental o una cadena de café; los libros son simples objetos herméticamente cerrados, el libro se convierte en libro hasta que es sacado de su enorme bolsa con el logo de la tienda, es despojado de su envoltura y es abierto.

A la par de la XXXV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, se realiza la edición número 26 de la Feria del Libro de Ocasión. De acuerdo con Cesar Sánchez Obregón, coordinador de la Feria y de la Coalición de Librero, esta feria se realiza desde 1994. En esta edición, 44 libreros se reúnen para ofrecer algunos títulos de difícil acceso en las tiendas convencionales, libros con valor histórico, descatalogados y rescatados.

En palabras de Cesar Sánchez, el valor de la feria "es poder agrupar a los libreros de viejo y retomar toda una tradición de su presencia en el Centro Histórico".

Aseguró que esta Feria del Libro no es una competencia, "no hay tal, toda vez que nosotros nos dedicamos a libros que no vas a encontrar en el Palacio de Minería, y a diferencia de las editoriales, aquí vas a encontrar a un librero que maneja los libros que están descatalogados, arte historia, filosofía, literatura", dijo.

¿POR QUÉ RESCATAR EL OFICIO DEL LIBRERO?

A esta pregunta, Cesar Sánchez respondió: "Porque de otra manera si nosotros no existiéramos, estos libros no se rescatarían, se perderían, si no se les aprecia en su justa dimensión, serían libros viejos, entonces la gente los echa al boiler, los echa al kilo, se deshace de ellos, de ahí la importancia que haya libreros que rescaten unos libros que se perderían en la memoria, ¿después dónde los consigues?".

La XXVI Feria de Libro de Ocasión se realiza del 19 de febrero al 2 de marzo en el Casino Español, ubicado en la calle de Tacuba 15, en el Centro Histórico, a un costado del Palacio de Minería.