ENTREVISTA | POR HÉCTOR GONZÁLEZ

Carla Guelfenbein Novelista

"Contar historias profundas con prosa transparente"

La novelista Carla Guelfenbein.
La novelista Carla Guelfenbein. (Marcelo Segura)

Ciudad de México

Hay varias razones que identifican a la escritora chilena Carla Guelfenbein con la brasileña Clarice Lispector. Ambas tienen ascendencia ucraniana, sus familias salieron perseguidas del país europeo, y las dos, también, hicieron de la literatura su oficio. Vistas así las cosas, no es fortuito que la andina se inspirara en la autora de Un soplo de vida, para escribir Contigo en la distancia, título con el cual obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 2015.

¿Cómo lleva la autocrítica?

Un escritor nunca llega a construir una obra perfecta. Más allá del Premio Alfaguara, mi objetivo es contar historias cada vez más profundas y de prosa transparente.

¿Cómo se llega a la profundidad?, ¿con la experiencia?

Con experiencia y seriedad al momento de construir los personajes. No nacen de lo que uno quiere o espera del mundo, sino del interior de ellos mismos.

Parece una mujer de reglas claras y rígidas...

El proceso creativo tiene ciertas leyes. Construir una novela es una labor muy compleja por que se deben manejar los personajes, la prosa, la estructura, la coherencia; son tantos los elementos que debes dominar. Es una mezcla de oficio, dedicación..., de pensar.

¿Y qué me dice de la intuición?

La intuición es lo que vale. A veces me equivoco pero no me importa porque el riesgo te lleva a lugares desconocidos. ¿De qué te sirve llegar a un punto A y terminar en un punto A? La idea es empezar en el punto A y no saber dónde vas a terminar y para eso, la guía es la intuición de la creación.

¿Por intuición dejó la publicidad y pasó a la literatura?

Escribo desde niña, sobre todo fui una gran lectora desde pequeña. Mi madre me inculcó ese placer. Con el paso del tiempo, trabajas el conocimiento para el uso del lenguaje, la historia y los personajes. Todo eso lo aprendí de la lectura, no de otro lugar.

¿Qué escritor tiene siempre presente?

Tolstói, es un escritor que cito constantemente y, sin duda, Henry James, debo incluir también a Virginia Wolf. De Hispanoamérica, Carmen Martín Gaite y Clarice Lispector.

Dicen que Chile es tierra de poetas, no tanto de novelistas.

Yo diría que en Chile, y en todo el mundo, hay una cantidad de gente que quiere escribir una novela gigantesca, así que somos tierra de poetas, de novelistas y ahora de futbolistas.

¿Celebró el triunfo de Chile en la Copa América?

Sí, yo no soy nada futbolera, pero esa historia me hizo muy feliz.

Leí que fue anoréxica...

Sí, cuando tenía 17 años. Fue poco después de la muerte de mi madre y tenía que ver con no querer crecer. Mi forma de protesta ante la vida fue decir que yo no estaba preparada para madurar. Entonces no tenía mucha conciencia, pero ese fue el origen de fondo.

¿Cómo se repuso?

En esa época ni siquiera había una palabra común y corriente para eso, lo único que sabía era que no quería comer. Al no tener conciencia de la enfermedad, de pronto comencé a comer.

¿La literatura es terapéutica?

Nunca he escrito para sanarme aunque tal vez en el camino sí termine haciéndolo. Mi objetivo es dar cuenta de una realidad que conozco y sobre todo, plantearme a mí y al lector preguntas. Si hay un objetivo en la literatura es explicarnos la vida y aquello no entendemos. No soy filósofa ni pretendo serlo, soy una escritora y nada más.

Cuando se quiere encontrar, ¿dónde se busca?

Eso de encontrarse a sí misma es una labor del día a día. Implica asumir que si uno tiene sueño, se va a dormir; si tienes hambre, comes; eso es.