Las librerías universitarias editan lo que otros no quieren

Dentro del universo editorial de México, el 20 por ciento responde a los libros que publican las instituciones de educación superior.

Monterrey

El ramo de las publicaciones universitarias va tomando una mayor relevancia en el país y eso se puede ver con la presencia cada vez mayor de las ferias de libros universitarios.

En cuestión de números el panorama puede ser alentador: de todo el universo editorial de México, el 20 por ciento responde a los libros que editan las instituciones de educación superior.

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, como su nombre lo indica, se conforma por poco más de 200 escuelas, aunque de ése número sólo 60 tienen una producción editorial constante durante el año.

Édgar García Valencia, director editorial de la Universidad Veracruzana (UV) y recientemente electo como coordinador de la Red Nacional Altexto, indica que el texto universitario está vigente y tiene cada vez mayor presencia aunque aún existen pendientes, como lo es la digitalización.

“Hay libros que no va editar ninguna editorial, independiente o privada, sino  fuera por la universidad. Que son esos públicos muy focalizados, de estudios muy especializados pero que tienen que darse a conocer”, expuso.

La Universidad Veracruzana es la invitada especial para la cuarta edición de la Feria Universitaria del Libro UANLeer, que cierra hoy sus actividades en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario (Washington y Juárez, centro).

 Si no es en las instituciones educativas ¿dónde se distribuyen los libros científicos, de humanidades, de literatura y demás artes que editan las universidades?

“Desde el 2007 hay un crecimiento exponencial de ferias y principalmente de libros universitarios, y esto se dio tras una alianza que se hizo cuyo fin es paliar un poco la falta de distribución en las librerías”, indica García Valencia.

A estos hay que agregarles las casas de libros y librerías  aunque está claro que para algunas universidades lo mercantil o económico no es lo primordial.

“Montando librerías, casas de libro o ferias es como las universidades buscan promover su producción editorial. El objetivo sustantivo, creo, no pasa por lo mercantil y lo comercial sino por la difusión del conocimiento y la cultura”, agrega José Garza Acuña, director de Publicaciones de la UANL y secretario técnico de la Red Nacional Altexto.

Entre las instituciones educativas que superan los cien libros editados anualmente están la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Guadalajara, el Politécnico y la Autónoma de Nuevo León.

Por su parte la UV ofrece un catálogo anual de 70 publicaciones en promedio.

 En un tema presente e incluso ampliamente debatido para las editoriales comerciales o independientes pero que todavía no hace mella en los catálogos universitarios es la digitalización.

“En México falta mucho la apuesta por la edición digital, no creo que la cifra llegue al dos por ciento de todas la oferta editorial universitaria”, refiere Édgar García Valencia. 

 En el 2009 la empresa de internet Google inició un proyecto de digitalización de libros en Estados Unidos y, posteriormente, en México. Muchos vieron con buenos ojos que títulos universitarios pudieran estar al alcance del famoso buscador de internet.

“Hay que estar en Google pero también hay que hacer la tarea propia, se tiene que digitalizar, no podemos dejar que ellos hagan la tarea solos pues a final de cuentas es una compañía privada”, reflexionó García.