La libertad siempre tiene fronteras: Goran Bregovic

El líder de la No Smoking Orchestra dijo en el Teatro Juárez que siempre ha considerado que la única música moderna en los Balcanes es la música gitana.

Guanajuato

Hay artistas que, apenas pisan el escenario, se conectan con el público de manera profunda. El serbio Goran Bregovic pertenece a esa estirpe, como se podrá apreciar durante su presentación, mañana por la noche, en el Festival Internacional Cervantino (FIC). No se requiere ser profeta, para afirmar que el público se entregará sin reservas a sus canciones de tono festivo, nostálgico y de efecto catártico.

En conferencia de prensa celebrada hoy en el Teatro Juárez, Bregovic comentó que siempre ha considerado que “la única música moderna en los Balcanes es la música gitana. Para mí todo lo demás es demasiado nacionalista e histérico. Vengo de un lugar donde si eres un músico se considera que estás haciendo un trabajo de gitano, así que siempre he trabajado con los gitanos. Empecé muy temprano como músico profesional: a los 17 años tocaba en los bares de strip tease, y desde entonces hasta hoy siempre he estado rodeado de gitanos. Soy uno de los millones de compositores en el mundo que han sido impresionados e influidos por este talento gitano inexplicable”.

Al comentar uno de los ejes temáticos de esta edición del FIC, “El arte de la libertad”, el líder de la No Smoking Orchestra aseguró que “la libertad es una palabra que ha tenido diferentes significados en la historia: algo que para ti es libertad, para otro puede ser algo inimaginable. La libertad humana siempre tiene algunas fronteras, nunca es la libertad de hacer para todos. Nos pasamos la vida tratando de empujar estos límites humanos lo más lejos posible. Cada uno de nosotros es su propio territorio”.

Goran recordó que “la ciencia dice que la música es el primer lenguaje humano. Recientemente encontraron en Alemania vestigios de hace 20 mil años, que muestran que los humanos hacían música antes de saber cómo hablar, de tener política o religión. Por eso la música comunica tan fácilmente: porque es el primer lenguaje humano. Si hablas bien este lenguaje llamado música todo es posible, todas las cosas que son imposibles en otros contextos de comunicación”.

El músico añadió que “la música viene de los lugares más profundos del ser humano, y también llega a lo más profundo. Puedes escribir en una lengua extranjera, como Milan Kundera, que escribe en francés, o Salman Rushdie, que lo hace en inglés. Los compositores no pueden hacer eso si hacen música honesta, si siempre proviene de esos lugares en los que es imposible hacer trampa. Por eso todos los grandes compositores fueron muy locales; siempre sabes de dónde provienen”.