La diversidad cultural será la base de la Ley de Cultura

En el Foro de Análisis y Propuesta para la elaboración de la Ley de Cultura, el director de Vinculación Cultural de la SC afirmó que la Ley deberá garantizar el ejercicio de los derechos culturales.
Antonio Crestani, director de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura, habló de la creación de la Secretaría y del Reglamento Interior.
Antonio Crestani, director de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura, habló de la creación de la Secretaría y del Reglamento Interior. (Cortesía: Secretaría de Cultura)

Ciudad de México

Al participar en el Foro de Análisis y Propuesta para la elaboración de la Ley de Cultura —que se desarrolla durante entre el 23 y 24 de noviembre en el Senado de la República—, Antonio Crestani, director de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura, habló de la creación de la Secretaría y del Reglamento Interior, como el documento rector de la dependencia.


La Ley de Cultura deberá garantizar el pleno ejercicio de los derechos culturales.

Ahí dijo que este “es un momento privilegiado, ya que se tiene la oportunidad histórica de cimentar la unidad a partir de la diversidad, de crear espacios que promuevan el entendimiento colectivo, que dignifiquen y reconozcan la multiculturalidad de nuestro país y en donde los esfuerzos se dirijan a hacer de la diversidad un motivo de respeto e igualdad”. 

Indicó que la Ley de Cultura deberá garantizar el pleno ejercicio de los derechos culturales, reconocer el potencial de la cultura como detonador de desarrollo económico y social, donde el respeto y fomento a la diversidad de manifestaciones artísticas y culturales de nuestro país sean parte de sus principios rectores.

Sobre el Reglamento Interior de la Secretaría de Cultura, como documento rector, dijo que “está cimentado en tres ejes fundamentales: el valor de la cultura para el desarrollo, los derechos culturales y la diversidad cultural, a partir de los cuales se plantea la nueva estructura de la institución, integrada por dos subsecretarías, de Desarrollo Cultural, y la de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura.

La creación de esta segunda subsecretaría implica el reconocimiento jerárquico de la diversidad cultural como base de nuestra riqueza y fuente de desarrollo, pues somos un país culturalmente diverso y es en esa diversidad donde radica una de nuestras grandes fortalezas.

Subrayó que la Declaración sobre la Diversidad Cultural de la UNESCO, en la que se establece que el respeto de la diversidad de las culturas, la tolerancia, el diálogo y la cooperación, en un clima de confianza y entendimiento mutuos, están entre los mejores garantes de la paz y de la seguridad internacional.

Por ello, precisó que el gobierno de la República, a través de su Secretaría de Cultura, suscribe esta afirmación de la UNESCO, al establecer en su estructura un área destinada a velar por la diversidad cultural como uno de los puntos medulares que contribuya de forma determinante a la reconstitución del tejido social.


ASS