Letras Libres le sopla a quince velitas

La publicación cultural —heredera de tradición de Vuelta, revista que fundó y dirigió Octavio Paz— cumple quince años de vida.
Edición impresa de enero.
Edición impresa de enero. (Karen Quevedo)

México

Como regalo de cumpleaños decimoquinto, el equipo de Letras Libres registró más de 8 mil descargas del piloto gratuito de la app de la revista, lanzada en diciembre pasado. Ocho veces más de las que esperaban.

La revista digital que se puede descargar de la aplicación móvil no es la misma que la impresa, es una mezcla de la versión de México y de España. "Es un tercer producto", dijo Pablo Duarte, editor de LetrasLibres.com.

A quince años de vida, uno de los principales retos de la publicación mensual es "seguir siendo una revista de vanguardia, una revista líder con el mundo de la prensa tan cambiante". Pero, sin dejar de lado la tradición de la que fue heredera: la crítica.

Parte medular de la tradición de la revista es el "espíritu crítico y defensa del valor de la libertad" son las "grandes avenidas de pensamiento, actitud y acción" que heredaron de Vuelta (1976-1998), revista que fundó y dirigió Octavio Paz, de quien se cumplen 100 años de su nacimiento el 31 de marzo de este año. Letras Libres ya prepara el número de marzo dirigido al poeta.

El nombre de la revista Letras Libres lo inventó el Nobel de Literatura y fue, en primera instancia, como se le llamó a la asociación civil que ahora es Amigos de Octavio Paz, dirigida por Marie José Paz.

A quince años de vida, uno de los principales retos de la publicación mensual es "seguir siendo una revista de vanguardia, una revista líder con el mundo de la prensa tan cambiante", dijo Duarte.

Y para lograrlo, el equipo de Letras Libres se suma a la revolución digital, que se traduce en una mayor presencia en internet, tanto en un sitio web dinámico y multimedia, como en una app que pueda "abrir canales interesantes de comunicación entre las maneras de hacer la revista y las maneras en que se puede ver la revista".

"El mundo de la revista está siendo sacudido por lo digital... por la velocidad de las redes sociales, por la velocidad de la información... Hay que encontrar la manera de no ser ni víctima, ni ceder completamente y perder tu naturaleza de ser una publicación pausada y que se toma su tiempo", dijo Duarte.

Letras Libres busca el equilibrio. Ante el presuroso camino digital, la revista de publicación semanal no quiere convertirse ser una "especie de gaceta inmediata" que publica la noticia de última hora, pero tampoco quiere "estar ajeno a esa realidad móvil".

La solución es integrar la tradición con la novedad: "Unir la herencia que trae la revista en papel —cómo traducirla en otros formatos— y otras maneras de ofrecer contenidos a los lectores", dijo.

LA CUARTA PARED

Una práctica común, que día a día les toca vivir a los redactores digitales de Letras Libres, es la crítica inmediata de sus lectores. A los internautas no se les va nada. "Desde erratas hasta críticas de temas que no estamos tratando, temas que les gustaría ver reflejados en la revista... y eso nos encanta". Sin que lo sepan, los usuarios de internet, y en especial de las redes sociales, enriquecen el contenido de la revista.

"Finalmente, para eso estamos haciendo la revista, para que haya crítica, para que haya diálogo", dijo Duarte.

Los usuarios de redes sociales se han vuelto parte importante del proceso de creación de la revista. No se olvidan de que tienen interlocutores, "sino más bien, ¡venga!, conversemos lo que estamos haciendo, qué les interesa a ustedes, qué nos interesa a nosotros, y a partir de ahí empezar a generar contenido", dijo.

180 NÚMEROS / MIL 522 COLABORADORES

Raúl Zurita, Antonio Alatorre, Jürgen Habermas, Ramón Xirau, Mario Vargas Llosa... Un total de mil 522 colaboradores ha reunido, en quince años, la revista Letras Libres, con el fin de darle pluralidad y dinamismo a sus páginas.

En el número 181 de Letras Libres se encuentra la lista completa de periodistas, escritores, políticos y demás personajes que participaron en uno o varios de los textos de la revista. Además del volumen quince del índice de colaboradores, correspondiente al año pasado.

El proceso mediante el cual elaboran la plantilla de colaboradores "es orgánico... es fecundamente desorganizado". El equipo de Letras Libres está en constante búsqueda, pues quieren "ofrecer lo más variado y dinámico posible". Por ejemplo, el apartado web de Bitácoras invitadas se renueva cada seis meses.

Los dos rasgos que tienen en común los integrantes de la plantilla de base de la revista es la curiosidad y la lectura: "Estamos leyendo mucho y curioseando en nuevas propuestas, lectores, blogs, libros, etcétera ... A partir de ahí estamos buscando, en nuestro quehacer diario, nuevas plumas, nuevas voces o gente en otros países", dijo.