• Regístrate
Estás leyendo: Leo a Cervantes con ojos bañados de sangre: Boullosa
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 13:58 Hoy

Leo a Cervantes con ojos bañados de sangre: Boullosa

En la primera conferencia del 26 Coloquio Internacional Cervantino, la escritora contó cómo se dio cuenta de que, al igual ahora, los primeros lectores de Cervantes también pasaban por años de guerra.

Publicidad
Publicidad

Jesús Alejo Santiago

“Cada lectura es reinvención y el piso del cual se hace altera la acción lectora”. Esa frase le pertenece por entero a Carmen Boullosa, quien con esa certeza comenzó las reflexiones del Coloquio Cervantino, en esta ocasión inserto en el programa de actividades del 44 Festival Internacional Cervantino (FIC).

“Una lectura con los ojos bañados de sangre, llorados de sangre ajena”, con lo cual se dio cuenta de algo que parecía obvio: los primeros lectores de Cervantes y sus autores contemporáneos también pasaban por años de guerra. Con esa mirada se acercó a la obra a partir de algunos de los problemas sociales que flagelan a nuestro país.

[OBJECT]

Precisamente el 2 de octubre, la escritora mexicana recordó distintos pasajes de ese otro México, a partir del tema “Un personaje llamado Cervantes”, en el cual aseguró que el sueño que alguna vez tuvimos “hoy duerme, pues han caído más de 200 mil cuerpos, en su mayoría jóvenes, varones, asesinados entre sus 17 y 23 años de edad, junto con miles de mujeres y personas de otras edades, infantes, maduros y viejos”.

“He vivido esta relectura de Cervantes, que tanto agradezco a Ignacio Padilla, con ansiedad, a la que fue sumándose intenso temor y dolor. Y es hasta que escribo estas líneas que me doy cuenta de la confrontación que me ha hecho vivir la realidad, el encuentro cara a cara con quien me ha acompañado siempre, el texto Cervantino, frente al irrebatible hecho de que, de nuevo citando a Cernuda: ‘el sueño quedó lejos’, porque el sueño de ese México en el que creímos, se evaporó”.

Una reflexión sobre ese otro México en el que no teníamos decenas de miles de desaparecidos, “ni las y los incontables Antígonas, que exigen para ellos sepultura honesta”, ante lo cual prefieren agarrar sus propios bastones y escarbar en la tierra, palmo a palmo, hasta que “los huesos queridos salgan de las indignas fosas de sin nombres y sean tratados humanamente, como no lo fueron en vida”.

“La lectura de Cervantes tocó la parte intocada del sueño mexicano que a mí me acogió recién entrando al universo riquísimo de la lectura y que aún yo conservaba dentro de mí, intacta. Tocando el hechizo lo vi evaporarse: un sueño que nos envolvió quijotescamente como tierra firme.”

Una crítica en la que lo mismo apareció Donald Trump y sus discursos, que las políticas migratorias de nuestro país, a decir de Carmen Boullosa, quien aseguró que aquí se hace la tarea sucia para el país del norte: contener en la frontera sur a quienes por salvar el pellejo en países incendiados en el crimen y la violencia, huyen queriendo alcanzar el sueño americano, “detenerlos a como dé lugar, confinarlos o permitir que las bandas criminales que operan en el país hagan con ellos su antojo. De ahí la fosa de San Fernando”.

Y todo ello a partir de una relectura de la obra de Miguel de Cervantes, dentro del 26 Coloquio Internacional Cervantino, protagonista de la primera semana del Festival Internacional Cervantino, que se desarrollará hasta el 23 de octubre.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.