Hay bibliotecas de política, pero no existe promoción

En Toluca están las del IEEM, la Legislatura, IAPEMy de las facultades del tema en la UAEM.
libros, biblioteca, lectura, libro, CLV
Los espacios físicos de promoción resultan insustituibles: Villarreal. (Gloria Guinzberg)

Toluca

En Toluca se cuenta con diversos espacios para incentivar la cultura política, como las bibliotecas del IEEM, la Legislatura, el IAPEM, las facultades del tema de la UAEM, entre otros, pero cuentan con poca y a veces nula afluencia, afirmó el politólogo Juan Carlos Villarreal.

El especialista señaló que es fundamental que las instituciones a cargo de estos lugares, lleven a cabo una mayor inversión de recursos para la promoción correspondiente.

TE RECOMENDAMOS: Pintura, teatro, crítica y traducción, los homenajes a Rulfo

Dijo que además de ello, de que se conozcan como lugares para el estudio y la información, también pueden llevarse a cabo talleres, seminarios, conferencias, presentaciones de libros, etcétera que redunden como incentivos para incrementar la lectura y en este caso en específico, la cultura política de los ciudadanos.

Indicó que los espacios físicos de promoción cultural, como las bibliotecas, son insustituibles dentro de los procesos de memoria de la sociedad, a pesar de que mucho pero no todo su contenido, esté ahora disponible a través de internet.

Consideró que las nuevas comunicaciones pueden suplir parte de estos materiales pero no todos y mucho menos la experiencia directa de la lectura en libros.

Reiteró que se requiere incentivar la lectura y la participación pública, a través de campañas propias de promoción de las bibliotecas, que lleven a los ciudadanos a primero conocer estos lugres y luego a apropiarse de ellos en los mejores términos.

Por otra parte, comentó que los partidos políticos, cuentan con recursos para actividades de promoción de cultura política, pero son fondos marginales, que van del dos al tres por ciento de sus presupuestos.

En este sentido también se requiere que las instituciones vinculadas directamente, como en este caso los partidos, también se interesen en mayor medida en la formación de cultura y valores políticos y democráticos.

Señaló que ello redundaría directamente en beneficio de la sociedad, ya que de lo contrario tenemos pobreza en la materia, que se expresa de muy diversas formas, como cuando sólo se es capaz de reconocer en un proceso electoral el triunfo propio y nunca el ajeno.

Ello, explicó el politólogo mexiquense, tienen que ver con valores y cultura política y esto también es algo que se puede aprender y que tiene que ver con los procesos de formación social en su conjunto.


MCLV