• Regístrate
Estás leyendo: Las ancestrales danzas africanas de Ndjira en México
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 08:11 Hoy

Las ancestrales danzas africanas de Ndjira en México

Danza

El bailarín y coreógrafo Manyanga Como dirige una agrupación quedifunde la cultura africana con danza, música, cursos y proyectos multidisciplinarios
Publicidad
Publicidad

Manyanga Como, bailarín y coreógrafo nacido en Mozambique, radica en Ciudad de México desde 2009. Al frente del grupo Ndjira, difunde la cultura de África con espectáculos de danza y música, exposiciones, cursos, pláticas y proyectos multidisciplinarios.

Egresado del Instituto de Formación de Profesores de Maputo, Como explica a MILENIO que su proyecto nació en Mozambique, donde fundó la compañía Milorho. Allá colaboró en varios proyectos de sensibilización sobre la crisis alimentaria, el sida y otros problemas de ese continente.

El bailarín y coreógrafo explica que en Mozambique las "danzas tradicionales tienen un significado muy profundo, porque tienen una conexión con la tierra y con los ancestros: con música y baile los despertamos. Están presentes en nuestros ritos de iniciación, ceremonias de bodas, nacimientos, funerales y ceremonias relacionadas con el cultivo. Son parte de la vida cotidiana".

Manyanga ha impartido clases de danzas africanas desde que llegó a México, tanto en la Escuela del Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, como en La Cantera, Efel Danse, Casa del Lago y Centro Cultural Universitario Tlatelolco. También participó con una coreografía en la inauguración de la primera Copa Juvenil Africana en 2009.

Ndjira inició sus actividades en 2013 con la impartición de clases de danzas tradicionales, aunque también dedica algunas a abordar las danzas actuales. El proyecto ha crecido y, mediante clases y talleres, se han formado diversas generaciones de bailarines y músicos.

Tanto en las clases como en las presentaciones se utiliza la música en vivo pues, según Manyanga, esto permite una interacción mayor con la cultura africana que si se recurriera a grabaciones. 

"Siempre tenemos percusiones en vivo. Actualmente trabajamos con licutis, que son unos tambores mozambiqueños, y algunos otros instrumentos africanos, como el tambor yembe, que se toca mucho en Malí y Senegal. Como resulta difícil traerlos de África, algunos los fabricamos aquí".

Constituido por nueve bailarines y cuatro músicos, Ndjira ha sido bien recibido en México. Su director dice que, al final de sus actuaciones, la gente se acerca y les dice que se trata de "un proyecto nuevo, diferente, porque además de bailes de Mozambique incluimos danzas de otras partes de África, que mucha gente no conoce. Hay una buena recepción a nuestro trabajo".

Aunque la forma de bailar entre africanos y mexicanos es diferente, todo es cuestión de seguir el rigor de las rutinas y tener paciencia para adaptarse a los ritmos, afirma el maestro. 

"Con entrenamiento se puede alcanzar el mismo nivel de los bailarines africanos; mis compañeros de grupo ya están en ese punto".

Además de danza y música, Ndjira organiza exposiciones de arte y artesanías, así como fiestas donde la gente puede bailar música moderna africana. También se presentan muestras de gastronomía con diversos platillos típicos. 


A partir del 8 de julio, Ndjira impartirá un curso de verano los domingos de ese mes y el 5 de agosto con sede en Casa Manu (Donceles 54, Centro Histórico). Informes e inscripciones en ndjira.mexico@gmail.com.



ASS




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.