Conocimiento y entretenimiento no deben estar separados: Larousse

En sus libros infantiles han buscado crear una imagen fresca.
Graciela Iñiestra.
Graciela Iñiestra. (Especial)

México

Desde hace medio siglo que se encuentra en México, una de las filosofías de Larousse ha sido la de difundir el conocimiento a través de una perspectiva lúdica, más allá de que durante mucho tiempo se le haya vinculado exclusivamente con los diccionarios y las enciclopedias.

“Es cierto que hemos tratado de coexistir con la imagen de los diccionarios”, explica Graciela Iñiestra, coordinadora editorial libros infantiles de Larousse, “pero también hemos buscado crear una imagen fresca, libros que relacionan la diversión con el conocimiento.”

Sin dejar a un lado los diccionarios, por ejemplo, ahora cuentan con un diseño más atractivo, que busca coexistir con las nuevas tecnologías, “no desplazarlas, no corregirles, si no coexistir, porque “realmente el soporte papel, por lo menos en lo que a Larousse corresponde, sigue siendo más exitoso que el electrónico”.

“Conforme ha pasado el tiempo, en el equipo de editores hemos reforzado la intención de desarrollar contenidos propios, como una serie de libros que refrescan a los clásicos, pero también ofrece la tendencia de colorear mandalas, cumpliendo con una doble función”.

En sus libros de apoyo a temas escolares esa idea de Larousse se ha mantenido: asuntos tratados de manera lúdica y con un lenguaje bastante accesible a cada nivel de lector, como un volumen sobre química, por ejemplo, en el cual el niño va a encontrar tarjetas informativas, imágenes o pop ups, a fin de hacer su aprendizaje más interactivo.

“No es una lectura plana, es una forma de leer y de aprender muy diferente a lo que se ve en la escuela. Son libros que fomentan el conocimiento y la diversión, en Larousse pensamos que el conocimiento debe de ir de la mano del entretenimiento, no pretendemos que un libro desplace a las actividades propias de un niño, debe ser complementaria”, explica Graciela Iñiestra.

Desde libros para colorear, pero enfocados a la práctica de la lectura y de la escritura, hasta temas de apoyo escolar, recuperación de clásicos y libros de actividades sobre temas específicos, conforman el proyecto que, de unos años a la fecha, ha impulsado Larousse, donde la apuesta primordial es generar libros que “tanto fomenten la lectura como refuercen habilidades de conocimiento”.