Laboratorio del Inmegen, abierto a toda la población

Realizan pruebas de ADN a mexicanos propensos a enfermedades hereditarias, ya sean derechohabientes de instituciones públicas o pacientes de hospitales particulares.
Carmen Aláez Versón, jefa del Laboratorio de Diagnóstico Genómico.
Carmen Aláez Versón, jefa del Laboratorio de Diagnóstico Genómico. (Jorge Carballo)

México

Con la finalidad de realizar pruebas genómicas a la población mexicana propensa a diversas enfermedades hereditarias, tanto derechohabientes de instituciones públicas como particulares, entró en funciones el Laboratorio de Diagnóstico Genómico que brinda este servicio a cualquier paciente referido por un médico, lo que lo diferencia de los que se dedican solo a la investigación o se especializan en un tipo de enfermedad.

La instalación del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) empezó a operar hace año y medio, lapso en el que han hecho 580 estudios, principalmente sobre inmunodeficiencias severas, retraso mental y errores innatos de metabolismo.

También han secuenciado muestras sobre la determinación de genes relacionados con síndromes de predisposición hereditaria a cáncer de mama, ovario y colon.

Los logros

Entre las pruebas que han realizado destaca la detección del primer caso en México de un extraño padecimiento llamado Síndrome de Parry, en un adulto mayor de 50 años. Esa enfermedad se caracteriza por problemas neurológicos progresivos que incluyen temblor y dolores faciales en quienes lo padecen.

Según informó la doctora Carmen Aláez Versón, jefa de ese laboratorio, la instalación “cuenta con un catálogo de más de 100 estudios de ADN y la capacidad de analizar 4 mil 800 genes asociados a enfermedades mendelianas, así como más de 94 asociados con síndromes de predisposición de cáncer”.

No obstante, aclaró la especialista en genómica, para acceder al servicio el único requisito es que los pacientes que soliciten los estudios deben ser referidos por un médico.

Para personas con acceso a servicios públicos de salud el costo de las pruebas es únicamente una cuota de recuperación, mientras que los referidos por institutos privados deben cubrir el costo total de los análisis.

Aláez Versón reiteró que el nivel de los servicios es similar al estándar que manejan laboratorios internacionales a los que, en muchas ocasiones, son trasladadas las muestras.

La coordinadora de Proyectos Estratégicos del Instituto Nacional de Medicina Genómica, Carmen Álvarez-Buylla, consideró que aunque en México hace falta capacitación de los médicos en esta materia, los resultados de las pruebas se realizan de la manera más comprensible para “orientar eficazmente sobre los tratamientos a seguir”.

Otra de las pruebas que se practican en el laboratorio son las de paternidad, que han tenido un aumento significativo en los últimos meses. De las 30 que se hacían inicialmente en cada mes, durante el pasado octubre fueron realizadas cien sin tener que estar relacionadas con un proceso legal, detalló  la jefa del laboratorio.

Abundó que “los estudios de farmacogenética para quienes no pueden asimilar bien los medicamentos o van a estar en tratamientos crónicos y no los metabolizan no son muy demandados en México, pero esperemos que vayan siendo más solicitados”.

Por último, Aláez Versón aclaró que no todas las enfermedades pueden ser probadas con estos estudios, pero informó que a través de las líneas telefónicas de los laboratorios se otorga orientación a los pacientes que tengan dudas sobre los análisis genómicos a los que pueden ser candidatos.

***

México debe destinar 10 mdd anuales para prevenir cáncer

Elmer Huerta, directivo del Instituto de Cáncer del Washington Hospital Center, consideró que es viable trasladar la experiencia de Perú a México en la lucha contra ese padecimiento con la creación de una  partida de por lo menos 10 millones de dólares al año para la prevención y el diagnóstico de los diferentes tipos de neoplasias.

Luego de participar en la conferencia Prevención del Cáncer, en el Instituto Nacional de Cancerología (Incan), que realiza una serie de actividades en su 70 aniversario, el oncólogo dijo que con esa estrategia el cáncer de mama disminuyó de 85 a 72 por ciento en Perú.

El experto destacó en entrevista la importancia de la prevención, porque en México la mayoría de los casos (80%, según el Incan) se detecta en etapa avanzada. También señaló que es urgente completar el Registro Nacional de Cáncer que inició el Incan, pues solo se ha hecho en tres entidades.

Huerta recordó que en Perú un ex ministro de Economía decidió impulsar la partida de 10 mdd luego de tener un familiar con ese padecimiento.

Sobre la atención médica que reciben migrantes en Estados Unidos, mencionó que el triunfo de Donald Trump tendrá un impacto negativo, porque “muchos no van a acudir a los hospitales por temor a que los deporten”.

(Elba Mónica Bravo/México)