El arte de la no–ficción

Artes visuales
Walid Raad
Walid Raad

Recorrer la exposición Walid Raad, que se presenta en el Museo Jumex hasta el 8 de enero de 2017, implica introducirnos a una ficción, a una experiencia artística que nos envuelve a través de las piezas exhibidas en una narrativa en la que fantasmas, documentos, hechos reales, objetos y referencias históricas nos envuelven sin adoctrinamientos, pero sí guiadas por un proyecto artístico en el que forma y fondo invitan a la reflexión.

Si bien los temas de este artista nacido en Líbano en 1967 son políticos, con una sutileza conceptual y un acercamiento formal impecableWalid Raad lleva a contemplar el mundo árabe sin juicios de valor. Sus piezas no son trágicas ni victimarias ni enarbolan premisas ideológicas; son ficciones que nos introducen a una experiencia más sensorial y narrativa en la que el artista, más que “escribir” o “contar la historia”, crea piezas que surgen a partir de acontecimientos y objetos reales, combinando otros ficticios. Su arte, digamos, es de no–ficción: la realidad da pie a la imaginación. La propuesta es más conceptual, sin limitar el hacer manual. Las piezas exhibidas demuestran dominio de la técnica, y la creatividad no está cercada por conceptos semióticos ni artificios teóricos que nos alejen del objeto artístico (estético).

La exposición puede observarse y entenderse sin explicaciones excesivas, como la emotiva serie “Secretos en el mar abierto”. Lo que vemos son impresiones de 111 x 173 cm en distintos tonos de azul, o al menos eso parece, hasta que las vemos detenidamente y descubrimos siluetas escondidas; la cédula cuenta que son retratos de individuos encontrados muertos en el Mar Mediterráneo entre 1975 y 1991, que un supuesto The Atlas Group mandó revelar. Es aquí cuando el visitante se sumerge en la ficción. Raad ha utilizado oficio y teoría para armar series–concepto integradas, a su vez, por otras series que pueden ser contempladas individualmente, como estas seis fotografías (de 29, que conforman la original), que a su vez son un “documento” perteneciente a la pieza The Atlas Group (1990–2004). Esta obra traza una narrativa en la que un “grupo” —que es una invención de Raad— se ha propuesto la tarea de crear un archivo sobre las guerras de Líbano, alimentado por documentos encontrados y “donados” para su clasificación metodológica, sugiriendo que lo que se ve es el despliegue de dicho archivo. Y lo que el espectador contempla es una propuesta artística inteligente y lúdica que invita a recorrer y sentir la creatividad sin condiciones.