• Regístrate
Estás leyendo: Relatos de película
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 21:25 Hoy

Relatos de película

Reseña

Preparada por José Antonio Molina Foix y publicada por Siruela, Historias de cine es una antología de textos que han dado lugar a grandes películas.
Publicidad
Publicidad

Ordenada cronológicamente, comienza con dos relatos cortos de Ryūnosuke Akutagawa, el escritor japonés más brillante de las primeras décadas del siglo XX, que Akira Kurosawa retoma y transforma en una suma de pasiones humanas en su obra maestra de 1950: Rashomon.

Cada una de las historias va precedida de una introducción en la que Molina Foix comenta brevemente el texto y su versión cinematográfica. Habla, por ejemplo, de “La casa Tellier”, de Guy de Maupassant, y de la manera como fue abordada, con otros dos relatos de Maupassant, en Le plaisir, el tríptico del alemán Max Ophüls “sobre el carácter efímero de la vida” y la pérdida de la inocencia, de la juventud, de la pasión. “La cabaña entre las cañas esparcidas” es un cuento fantástico de Ueda Akinari, quien nació en Osaka en 1734, murió en Kyoto en 1809 y es sin duda la figura más prominente de la literatura japonesa en el siglo XVIII. Kenji Mizoguchi toma éste y otro relato de Akinari —“La impura pasión de una serpiente”— para su película Cuentos de la luna pálida, prodigiosa “fábula moral sobre las funestas consecuencias de la ambición”.

La antología también incluye los relatos “Miedo”, de Stefan Zweig, que inspiró La paura, película de Roberto Rossellini protagonizada por su entonces esposa Ingrid Bergman; “El idilio de Miss Sarah Brown”, de Damon Runyon, en el que se basó Joseph L. Mankiewicz para Ellos y ellas; y “Testigo de cargo”, el drama judicial de Agatha Christie que dio origen a la película del mismo título dirigida por Billy Wilder. El relato “El hombre que mató a Liberty Balance”, de Dorothy M. Johnson, fue llevado al cine en 1962 por John Ford; “Los pájaros”, de Daphne du Maurier, se convirtió en la homónima obra maestra del mago del suspenso Alfred Hitchcock; “Una historia inmortal”, de Isak Dinesen, fue retomada, con el mismo título, por Orson Welles en 1968 para su primera película a color, protagonizada por él mismo y Jeanne Moreau.  

La antología se completa con “La sumisa”, de Dostoievski, filmada por Robert Bresson en 1969, y “Los muertos”, de James Joyce, que John Huston, con 80 años y una salud endeble, dirigió en 1987 y que en España se exhibió con el título de Dublineses. Protagonizada por su hija Anjelica, fue su última película y es una reflexión sobre el amor, el paso del tiempo, la vida y la muerte en medio de una fiesta, de bailes y poemas gaélicos del siglo XVIII.

Historias de cine. Relatos que inspiraron grandes películas es una brújula para guiarse por los caminos en los que se cruzan la literatura y el cine.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.