44

Este poema pertenece a un libro en preparación y discurre por esos amores prohibidos que saben a temor y temblor

                                                             sal y agua nuestro idilio se volvió

                                                                                    Lucho Cuadros

 

esta proliferación de canas al aire

archiva poluciones y los gallos que moro,


no hay albura mas que piélago de brío

y cuarenta y cuatro estribos en argenta barba,


y no hay polillas que Lorca vio en Whitman,

tan solo sapos como esponjas de quisicosas,


transfinitos vanos para tragar saliva,

y calado hasta el pellejo y coronilla


acontece en mis sienes un pío franciscano,

y un amante poseso que destila monadas


en cuatro puntos de mangas cardinales,

solo hay temblor y máscara de sacrificio


en calcáreos bienes de este amanuense axial,

que entre hoguera y letra vegetal de Pompeya


emulsiona cardiogramas, homilía y florestas,

trastocada la pura boca de este Foro Cristal