Ucronía de Abril

Hombre de celuloide
'Abril y el mundo extraordinario', de Christian Desmare y Franck Ekinci
'Abril y el mundo extraordinario', de Christian Desmare y Franck Ekinci (Especial)

El cine de animación se presta para las ucronías, ejercicios narrativos que consisten en la creación de historias alternativas que suceden a partir del cambio en un punto cardinal de la historia humana. Al hecho que cambia lo llaman los críticos literarios “Punto Jonbar” (la muerte de Hitler, por ejemplo, en el caso de Inglorious Bastards). En Abril y el mundo extraordinario hay una joven científica que habita un universo en el que, por razones distintas a la creación del mundo paralelo, nuestro planeta se ha quedado sin científicos, de modo que los humanos no hemos podido ir más allá de la tecnología del carbón y el gas. Influida tanto por el manga japonés como por la gran tradición del cómic francés, Abril y el mundo extraordinario está basada en la novela gráfica del artista Jacques Tardi quien se ha especializado en historias en torno a la Primera Guerra Mundial.

La más llamativa de las líneas narrativas consiste en la búsqueda del elíxir de la inmortalidad, lo cual deviene en la aparición del amor romántico. Justamente por esta línea creo que Abril y el mundo extraordinario puede resultar muy atractiva no tanto para los adultos o los niños sino para quienes se encuentran a la mitad entre uno y otro estado, los adolescentes que llegados a la pubertad se enfrentan a Eros y Tánatos. Como Abril, quien tiene que hacer frente a la pérdida de una mascota y enamorarse de un hombre en un París que tiene no una sino dos torres Eiffel.

Aunque Abril y el mundo extraordinario es interesante, no tiene el nivel de las grandes obras de este tipo de cine. Películas como Anomalisa o Vals con Bashir han conseguido que forma y fondo se vuelvan un todo que ha confirmado que la animación es gran cine. Abril… es algo más que un ejercicio de estilo, pero está tan llena de peripecias que a veces resulta difícil de asimilar. Por otro lado, la película tampoco es lo que uno esperaría del cine familiar de Disney o Pixar; es la invención de un mundo de ucronías con las que el cine francófono busca competir con Estados Unidos y Japón, las grandes potencias en el cine de animación.

Abril y el mundo extraordinario (Avril et le monde truqué). Dirección: Christian Desmares, Franck Ekinci. Guión: Franck Ekinci y Benjamin Legrand basados en la novela gráfica de Jacques Tardi. Con las voces en francés de Marion Cotillard, Philippe Katerine, Jean Rochefort, Olivier Gourmet. Francia, Bélgica, Canadá, 2017.

@fernandovzamora