• Regístrate
Estás leyendo: Extensión
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 19:23 Hoy

Extensión

Toscanadas

Se dice que el cuento gringo suele ser más largo que el latinoamericano porque a ellos se les paga por palabra y a nosotros por texto
Publicidad
Publicidad

Asimismo, muchas de las novelas que originalmente se publicaron por entregas llevan un sabor de alargamiento. Vargas Llosa ha dicho que las grandes novelas son novelas grandes, pero cualquiera sabe citar obras maestras que no llegan a las cien páginas. Y sin embargo es verdad que todo necesita una extensión. Un haikú podrá ser ingenioso y sugerente pero nunca alcanzará la altura de un “Primero sueño” de Sor Juana o un “Muerte sin fin” de Gorostiza. Aunque los minicuentos de Monterroso son chispeantes, memorables y proverbiales, acaban sepultados bajo la aplanadora marca Don Quijote o Guerra y paz. Si bien tampoco se puede crecer indefinidamente. ¿Qué haríamos con una pieza de Shakespeare de diez horas o con una novela de 18 mil 200 páginas? Vaya uno a saber quién decidió que el futbol se jugara a dos tiempos de cuarentaicinco minutos, pero a estas alturas parece una decisión perfecta, tal como el beisbol sabe bien a nueve entradas y si a veces llegan a darse grandes juegos con tiempos extra o con extra innings, lo cierto es que se prefiere vivir sin ese postre. El boxeo sí decidió reducir sus rounds y, aunque en su momento añoramos los tres que nos restaron, hoy parece cosa natural la pelea a doce asaltos. En eso de los deportes hay distancias mayores y menores, pero la más misteriosa longitud perfecta es la de cuarentaidós kilómetros con ciento noventaicinco metros. Hay cosas que siempre son largas, como las filas o los sexenios. Otras que siempre son breves, como la juventud y la vida. El mejor elogio que le pueden hacer a un novelista es: “Deseaba que la novela no acabara”. Por el contrario, una mala novela que por alguna razón debemos leer nos causa la pesadez de esa larga espera para que nos atienda el gerente de la sucursal bancaria. Pensaba en cuestiones de longitud porque a partir de hoy me recortaron el espacio en este muy querido suplemento cultural. Hasta la semana pasada pude publicar textos de 3500 caracteres, pero ahora tengo un límite de 2300. Me tendré que acostumbrar a ser más breve. Ya veremos que lo más sorprendente en cuanto a la longitud de textos, ya sea en periódicos, revistas o libros, se da cuando…

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.