• Regístrate
Estás leyendo: Con valor y con verdad
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 08:51 Hoy

Con valor y con verdad

Danza

El próximo 24 de julio, en el Palacio de Bellas Artes, la bailarina y coreógrafa Jessica Sandoval estrenará Juana de Arco o la posibilidad de ser, como parte de la temporada de danza anual del Palacio
Publicidad
Publicidad

La creadora ha pisado múltiples ocasiones el recinto, pero en esta ocasión será la primera vez que lo haga como coreógrafa y lo hace con un trabajo enfocado a la danza contemporánea, pues los trabajos que realiza generalmente atraviesan multiplicidad de disciplinas.

Llama a curiosidad la elección del personaje y genera mucha expectativa la visión que plantea para haberse inspirado en la heroína francesa. Juana de Arco es una figura femenina beligerante y poco común, pero ligada a una visión religiosa que, en gran medida, es la que justifica el actuar de una mujer fuera de los roles que desde la tradición católica se le imponen a las mujeres.

A pesar de la fuerte carga religiosa que el personaje lleva sobre sí, Jessica Sandoval propone entenderla en la coreografía como una luchadora social que representó un parteaguas en la historia y que para la coreógrafa significa un cambio en su pensamiento y en su historia como artista.

En el trabajo dancístico se intenta superar el ámbito religioso. Recordemos que Juana de Arco se sumó a las filas combatientes y condujo al ejército francés para coronar a Carlos VII como rey de Francia. Toda esta hazaña, emprendida después de haber escuchado la voz de Dios, hizo que fuera condenada tiempo después por herejía y quemada viva. A Sandoval le interesa la vocación combatiente y la voluntad de esta mujer para superar sus miedos. Lo que pretende con la obra es “evocar el espíritu guerrero”.

En escena estarán ocho bailarines: Andrea Rivas, Gabriela Rosero, Ximena Marván, Ana Paula Esparza, Susana Ramos, Raúl Mendoza, Antonio Soria y Arturo Serrano, de cuyo excelente trabajo creativo y técnico he disertado en este espacio.

A través de su ejecución, los bailarines nos llevarán a la reflexión que interesa a la creadora: cómo se rompe el miedo y se despeja la mente para decidir actuar y modificar nuestro entorno, a nosotros, nuestra comunidad, el país. Nos lleva a investigar los elementos emocionales y personales que conducen a una mujer como Juana a escuchar sus impulsos interiores y dar los pasos decisivos que trastocan las historias personales y colectivas, incluso hoy en día historias nacionales. Cuáles son las motivaciones que avivan el espíritu guerrero que supera los miedos y decide actuar.

Cuando escucho la idea de Sandoval sobre esas voces interiores, recuerdo a una profesora que suele repetir a sus alumnos antes de cualquier hecho relevante para ellos: “Ve hacia adelante siempre con valor y con verdad”. Pienso que así como el valor y la verdad son las herramientas que aquella maestra entrega para sortear cada batalla, la coreógrafa mexicana nos propone indagar cuáles son las de cada quien para atreverse y romper la inmovilidad. Una reflexión que con la danza nos ofrece la oportunidad de pensarnos desde la escucha de aquellas voces interiores y no quedarnos como estamos, en estado de comodidad, “encerrados en nuestra casa”, dice la coreógrafa. 

Sabe bien de lo que habla. A contracorriente, como es de por sí la naturaleza de quien hace danza en México, dirige un foro independiente llamado Un Teatro, donde se desarrollan proyectos que promueven el trabajo de artistas comprometidos que no supediten sus creaciones al mero aspecto comercial. 

Cualquier voz “sensata” que conozca la realidad nacional pensaría en impulsar una variada posibilidad de proyectos, pues difícilmente se encuentra la gestión de un foro cultural independiente. Jessica lo hizo atendiendo su vocación de artista. El espíritu guerrero que veremos en Bellas Artes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.