• Regístrate
Estás leyendo: Acerca de Avelina Lésper
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 07:43 Hoy

Acerca de Avelina Lésper

Divergencias

Ciudad de México, 30 de junio de 2018Señores Editores de Milenio Diario y Laberinto:
Publicidad
Publicidad

Estamos atónitos. Tras haber exhibido las mentiras que Avelina Lésper ha tejido al acusar al MUAC de censurar a Tania Bruguera, ahora tenemos que leer que describa el llamado de la artista a rectificar las imprecisiones de hechos que ha cometido como si fuera imponer un “estado policial” sobre su escritura (Avelina Lésper, “Regresar a la contemplación”, Laberinto, junio 30, 2018).

En esa hipérbole se hace ver la impunidad declarativa que Lésper acostumbra, donde siempre desvía todo reclamo sobre una mentira arrojando como granada una nueva mentira. Ahora, por ejemplo, recurre a escudarse en una bajeza clasista: justifica sus infundios acusando a “un guardia” del museo de haberle indicado que los micrófonos eran solo para verse. ¿En qué cabeza cabe que un chisme de ese tipo pueda presentarse como un “hecho incontrovertible” cuando cualquier otra información documentable es manejada como si fuera opcional y maleable?

Reiteramos nuestra indignación por la forma en que esta señora desafía constantemente toda obligación intelectual y ética, y en lugar de rectificar tire la polvera, diciendo con todo cinismo que “ha dado demasiado” a este tema. Si la noción de “responsabilidad” todavía tiene que ver con la idea de “dar respuesta”, llamamos a los encargados de Laberinto y MILENIO a sancionar este caso reincidente de corrupción intelectual.

Atentamente

Lucía Sanromán
Director of Visual Arts
YERBA BUENA CENTER FOR THE ARTS

Cuauhtémoc Medina
Curador en Jefe
Museo Universitario Arte Contemporáneo UNAM


Respuesta de Laberinto

En MILENIO y Laberinto respetamos la libertad de expresión, honramos el derecho de réplica y ponemos punto final a este asunto.

Atentamente
la Redacción

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.