Vecinos a pesar de la distancia

[Reportaje] Año dual México–Alemania 2016–2017
El Museo Martin-Gropius-Bau de Berlín
El Museo Martin-Gropius-Bau de Berlín

Berlín

En un ambiente de agitación cultural, entre las propuestas que más han llamado la atención del público alemán está el Año Dual México–Alemania 2016–2017, un proyecto de Estado cuyo compromiso es unir a las dos sociedades en los ámbitos social, comercial, artístico, de diálogo político y cooperación. Es por ello que el enfoque del programa de actividades se hizo con atención en seis rubros esenciales: ciencia, cultura, educación, innovación, movilidad social y sustentabilidad.

Con el arranque del AD, la cadena de televisión Deutsche Welle salió a las calles de varias ciudades para entrevistar a jóvenes alemanes y a estudiantes latinoamericanos de intercambio. Les preguntó: “Cuando piensas en México, ¿qué es lo primero que se te ocurre?”

Acerca de cuál es su visión sobre las relaciones México–Alemania, qué piensan sobre el Año Dual y qué asocian con México, alumnos de las universidades de Colonia y de Hamburgo respondieron: “Contra lo ambiciosos que son los alemanes, México es visto como un país donde todavía está arraigado el sentimiento hacia la familia; las personas son sociables y cariñosas”.

Encuentran interesante el Año Dual porque todavía hay mucho que desconocen de la realidad mexicana. Son conscientes de que México es un país en vías de desarrollo y reconocen la lucha de las minorías. “El machismo aún rige la idiosincrasia mexicana”. Esperan que la iniciativa trascienda las relaciones institucionales y se enfoque más en la gente. “Ojalá podamos tener una visión más amplia de lo que es México porque en este momento se ofrece un panorama muy complejo. En el escenario internacional hay una imagen fuerte de violencia y atrocidades. Queremos conocer otras cosas que pasan, saber qué puede aprender Alemania de México y México de Alemania”.

Los estudiantes más alejados de lo que es México, al menos de algo están seguros: “Mi impresión es la de un país muy alegre con habitantes muy alegres, todo lo contrario de los alemanes”. México representa culturas antiguas, ocupación española, música, gastronomía, mezcal, estrechas relaciones con Estados Unidos, migración, narcotráfico, inseguridad, corrupción, estudiantes desaparecidos, violencia contra las mujeres, futbol, Frida Kahlo, desmadre, tacos. “Cuando vas allá, todos te dicen que la salsa no pica”. Los varios clichés: “Mucha gente piensa que los mexicanos siguen usando sombrero”. Sobre los estereotipos: “Son puros prejuicios lo que se dice de los países. Por cierto, no todos los mexicanos bailan ni se la pasan tomando chocolate y no todos usan bigote”. Algunos mencionaron el monumento de la Plaza de México en Viena, erigido en recuerdo de la solidaridad mexicana al mostrar su desacuerdo cuando la Alemania nazi anexó a Austria.

En la calle Niederkirchner, donde la historia ironiza uniendo el horror y la belleza, se oficializó la presencia de México en la nación germana. Ahí se ubican dos edificios emblemáticos: el antiguo cuartel general de la Gestapo y el museo Martin–Gropius–Bau, la casa de exposiciones más importante de Berlín que desde el pasado abril acoge la muestra Mayas, el lenguaje de la belleza. La otra gran exposición en Berlín es Arquitectura mexicana contemporánea.

El programa mexicano del AD se extenderá por todo el territorio alemán y concluirá hasta finales de mayo de 2017. Incluye la participación de México en ciclos de conferencias magistrales que abordarán la realidad social y política, en las universidades de Bonn, Colonia, Chemnitz, Kassel, Münich y Tubinga. En Berlín, México asistirá en calidad de país invitado al Study World, la Feria Internacional de Universidades, y durante la Semana Mexicana de Ciencia y Tecnología difundirá los avances en investigación; participará en foros de negocios y ferias industriales sobre tecnología aeroespacial, ambiental y automotriz; de eficiencia energética, turismo y tecnologías de la información.

Con fotografías inéditas, la exposición Frida Kahlo. Más grande que la vida es una de las más esperadas por el público de Baden–Baden, que por primera vez contemplará a la pintora mexicana en escenas de la vida cotidiana.

Se ofrecerán conciertos de gala dirigidos por Alondra de la Parra en Berlín y Bremen, y el Día de Muertos se celebrará con la instalación de altares en el Linden–Museum de Stuttgart y el Rautenstrauch–Joest–Museum en Köln.

México estará presente en los festivales de cine Berlinale, Filmfest Münich y el International Filmfest de Heidelberg. La directora de Proyectos y Eventos Internacionales del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Monserrat Sánchez Soler, confirmó a Laberinto que han estado trabajando con la Berlinale para fortalecer la presencia de México. “Berlín es una de las presencias más importantes, pero no es la única. Ya estuvimos en Dortmund, en el Festival de Cine de Mujeres de Colonia, y a su vez tenemos preparado un programa para otros festivales. La presencia de México se logra con películas seleccionadas y con participación en los actos de industria. Esto es muy importante para el IMCINE porque no solo promueve que las películas se vean sino también que se hagan, sobre todo en contextos cada vez más internacionales. Planeamos participar en el DOK.Fest Leipzig a través de FOPROCINE, uno de los fondos más importantes del IMCINE que apoya a documentales. El de Leipzig es uno de los festivales de documentales más importantes de Europa.

“Por supuesto, no podemos forzar la selección de las películas, pero seguramente tendremos una participación relevante en la Berlinale. Es muy pronto para hablar de la selección. La Berlinale no empieza aún a ver las películas. Más adelante sabremos cuáles entrarán en competencia. El protocolo que ellos siguen es anunciar los festivales con tres o cuatro semanas de antelación y uno no puede matarles la noticia porque son los que al final del día seleccionan y anuncian. Conforme nos piden materiales, nos vamos enterando de qué les interesa. Algunos festivales ya saben desde ahora qué quieren”.

Por su parte, la directora general de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, Marina Núñez Bespalova, confirmó a este suplemento la presencia de México en el Poesiefestival Berlin 2016 (3 de junio), el espectáculo de poesía y electrónica El Congo Allen and Friends (10 de junio), Miss Read: The Berlin Art Book Fair, la Feria del Libro de Arte de Berlín (10–12 de junio), las ferias del libro de Frankfurt (19–23 de octubre) y de Leipzig 2017 (23–27 de marzo), con la participación de los escritores Carmen Boullosa, Álvaro Enrigue, Luis Felipe Fabre y Julián Herbert, además de editores y traductores.

En México, Alemania será el Invitado de Honor en la edición 44 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (11–21 de noviembre). Se ha confirmado la visita del ilustrador y autor de libros infantiles Sebastian Meschenmoser, ganador del Premio Pluma de Plata 2008, y la participación de la editora y creadora de la colección Alfaguara y Siruela de literatura infantil Michi Strausfeld, condecorada con la Orden Isabel la Católica 2009 y la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio en 2016, en reconocimiento a su labor de promoción de la lengua española, la literatura iberoamericana y los buenos hábitos de lectura.

Se anunció también que la editorial alemana Union Verlag traducirá al alemán la antología narrativa México 20, que reúne propuestas literarias de 20 de los más destacados escritores mexicanos menores de 40 años.

La presencia de Alemania

En México aún no ha comenzado la celebración. A unos días de inaugurarse en la capital mexicana el Año Dual Alemania–México 2016–17, el director del Instituto Goethe en México, Reinhard Maiworm, relató a Laberinto cómo surgió este proyecto y refirió algunas de las actividades que conforman una parte del programa que él mismo se encargó de coordinar y dirigir. “Fue a raíz de una visita a Alemania del presidente Enrique Peña Nieto, cuando todavía era gobernador. Platicó con la canciller Angela Merkel y la idea de organizar un año dual nació para celebrar la amistad entre ambos países y crear mayores vínculos. En cuanto recibimos nota, formamos un grupo de trabajo con el que ideamos el formato a partir de las propuestas que surgían. Queríamos presentar de todo un poco. De esta manera abordamos los temas de movilidad, sustentabilidad y la industria 4.0, pero también nos interesaba incluir la cultura, la formación académica, proyectos científicos e industriales. Muy pronto surgieron puntos de interés común y formamos un grupo de representantes de la GIZ (Agencia Alemana de Cooperación Internacional), del DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico), del Instituto Goethe, de la Camexa (Cámara Mexicano–Alemana de Comercio e Industria), más un representante del Patronato de la Industria Alemana para la Cultura; todos coordinados por la embajada de Alemania en México”.

El resultado —señaló Maiworm— es la conformación de unos 250 proyectos que van a realizarse con el logotipo del Año Dual y alrededor de mil actividades que se celebrarán en once ciudades mexicanas. “Tenemos una cantidad considerable de proyectos que pueden sobrevivir. Empezamos con una red de danza que a largo plazo podría convertirse en un proyecto mexicano–alemán o mexicano–europeo. Estamos aún recibiendo propuestas que  quieren afiliarse al Año Dual, y contamos con una larga lista de iniciativas en nuestra página (www.alemania–mexico.com).

“En el rubro del arte visual, traemos grandes nombres. El 16 de junio inauguraremos en el MARCO de Monterrey una gran exposición con obras de Otto Dix, que podrá visitarse a principios de octubre en la Ciudad de México. Elegimos a Otto Dix porque la violencia significó una experiencia muy traumática después de la Primera Guerra Mundial. Decidimos, junto con el MARCO y el MUNAL, que Otto Dix sería muy actual para México y el mundo. Otra exposición que se inaugurará en Guadalajara es Un viaje por el mundo, conformada por 400 obras realizadas de los años cincuenta a la fecha por más de cien artistas. Aquí puede observarse la historia del arte contemporáneo alemán.

En teatro traemos una obra del Volksbühne, uno de los teatros más destacados de Berlín, una puesta en escena dirigida por Christoph Marthaler, quizá el director más innovador en este momento (se refiere al musical Tessa Blomstedt, que desarrolla con humor la búsqueda de pareja en la época del chat y los clubes de citas). La música nueva tiene un papel importantísimo en nuestro programa. Hemos planeado con Robin Schulkowsky y el trompetista Reinhold Friedrich, dos músicos destacados, la intervención de cien trompetistas y cien percusionistas en un espacio público en la Ciudad de México. Hace dos años tuvimos la actuación de un joven y destacado contrabajista, Sebastian Gramss, que enamoró al público. Propuso un proyecto con la actuación de por lo menos otros diez contrabajistas. Será un concierto que se presentará en el Festival de Jazz el año próximo.

“El concierto de inauguración será dirigido por Alondra de la Parra. La Orquesta Juvenil Federal de Alemania y la Orquesta Juvenil Carlos Chávez interpretarán La noche de los mayas, de Silvestre Revueltas, y la Heroica de Beethoven. El cupo será limitado, pero hemos preparado una presentación digital en vivo en una carpa instalada a un lado del Palacio de Bellas Artes. Me siento nervioso a unos días de la inauguración, pero es normal teniendo enfrente un proyecto tan amplio”.

A Maiworm le preguntamos si hubo alguna razón particular para elegir el 2016 para llevar a cabo el Año Dual. “Es una coincidencia porque el Instituto Goethe celebra ahora su cumpleaños 50. El desafío de organizar un proyecto de esta magnitud solo ocurre una vez en la trayectoria del Goethe. Por eso, este Año Dual es para nosotros un regalo que difícilmente volverá a repetirse”.

El programa alemán incluye, en la categoría de cine, el ciclo 50 películas 50 años. Comenzando con 1966, el Goethe proyectará cada semana una película memorable. Durante la 15a Semana de Cine Alemán, que comenzará en agosto, se exhibirán más de quince largometrajes, documentales, dos películas infantiles recién desempacados de festivales alemanes (algunos musicalizados en vivo) y una retrospectiva de Rainer Werner Fassbinder. Además, el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México ha lanzado la convocatoria Docunexión MX–DE, en colaboración con el Instituto Goethe y el Dok.Fest München.

En cuanto a las exposiciones, se presentará una muestra representativa de la actual fotografía digital alemana. Veremos la fotografía arqueológica de Teobert Maler, quien retrató las ruinas mayas entre 1864 y 1912, como arte fotográfico y documentación científica. Cándida Höfer es considerada un clásico de la fotografía contemporánea; el mundo la conoce por sus fotografías de espacios públicos vacíos. La creación artística de Sibylle Bergemann es reconocida como una de las más importantes dentro de la fotografía alemana contemporánea.

El ejercicio de creación colectiva fue uno de los principios máximos del arquitecto y urbanista Hannes Meyer, de quien se podrá observar su trabajo en México, donde vivió exiliado desde 1939. Al más allá y de regreso es una exhibición de maletas preparadas por 50 mexicanos y 50 alemanes pensando en qué se llevarían en su último viaje. Future Perfect reúne la perspectiva de dieciséis artistas contemporáneos con respecto a ideas futuristas.

Las megatendencias del siglo XXI, con el desarrollo de tecnología cada vez más compleja y avanzada, se exhibirán en el Túnel de la Ciencia Max Planck, donde el origen del universo, el estudio del cerebro humano y la visión del suministro de energía sostenible siguen siendo el pan nuestro de cada día.

La oferta es extensa. Habrá talleres de financiamiento para el clima y el medio ambiente, de movilidad urbana, de tecnología digital, seminarios sobre estrategias innovadoras de educación avanzada. Para elegir qué ver, la programación completa del Año Dual se puede consultar en la página www.alemania–méxico.com