• Regístrate
Estás leyendo: La piratería, una alternativa para transmitir la cultura
Comparte esta noticia

La piratería, una alternativa para transmitir la cultura

En entrevista con MILENIO, el curador, Jota Izquierdo, dice que busca reivindicar el tema y que “debería tratarse con más libertad y evitando la criminalización”.


1 / 2
Publicidad
Publicidad

Con la intención de revalorar el concepto de la piratería como un acto de réplica, apropiación, diversificación y expansión de la cultura global, la exposición Modernidad pirateada concentra expresiones musicales como el punk, metal, cumbia y salsa bajo un mismo techo, de la misma forma en que siempre lo han hecho los tianguis de Tepito y el Chopo.

“Descubres una cultura popular que se transmite de formas diversas —dice el curador español Jota Izquierdo sobre su experiencia con la piratería en México desde 2004­—, además de mucho racismo porque se trata de una cultura denostada y sin un lugar al cual pertenecer propiamente. Por ejemplo, me parece que la cultura sonidera ha buscado su espacio, su autonomía, pero siempre han sido vistos de una forma despectiva y clasista”.

Izquierdo intenta mostrar que lo concerniente a la piratería debería tratarse con más libertad y evitando la criminalización. Para él la piratería es resultado de las condiciones económicas adversas de un país en el que 60 por ciento de la economía proviene de la informalidad.

[OBJECT]

“La crisis económica estableció y la respuesta tuvo que ser el trabajo informal. No queda de otra. La piratería es una consecuencia del capitalismo neoliberal que se ha creado. Si, como quieren muchos, hay que acabar con la piratería, primero acabemos con el capital que la engendro”.

Explica que el montaje de la exposición le permitió notar que desde hace algunos años se ha intentado crear la noción de que la piratería está relacionada con el crimen organizado. Sin embargo dice que en realidad son los cárteles de la droga, como Los Zetas en San Luis Potosí, los que extienden sus actividades hacia la piratería.

Retomando el trabajo del antropólogo hindú Revi Sundaram, el curador comenta que la actualidad se compone de la idea de que la “novedad” es el producto a distribuir, pero siempre desde una posición vertical, productor-comprador. Así, la piratería permite una reacomodo horizontal que desemboca en el verdadero concepto de modernidad global, en la que un hombre en México puede consumir música de cualquier parte del mundo.

El trabajo de la exposición permitió a Izquierdo descubrir la creatividad que rodea a la piratería, puesto que ésta utiliza tecnología low cost en su beneficio. Se trata de tecnología originalmente creada por los grandes productores que, gracias al trabajo informal, se pone a disposición de un público variadamente amplio. Ejemplifica: “Las quemadoras y el streaming no lo crearon los piratas sino las grandes compañías”.

Artistas, sociólogos, antropólogos, vendedores de piratería y vagoneros conforman el núcleo de la exposición en la que se observan pósters de sonideros y DJs, discos en vinilo, juguetes, aparatos electronicos y playeras con estampados icónicos. Habrá, además, mesas redondas, encuentros y tocadas en vivo. “Es mostrar que la piratería es un concepto abierto, no es solo copiar un CD. Tratamos de expandir esa idea para que se vean otras formas de transmitir la cultura”.

El curador asegura que antes de implementar medidas que busquen erradicar la piratería, México debe analizar sus cadenas de producción y dejarse de racismos y clasismos para entender que todo está relacionado, pues de lo contrario se seguirá dejando de lado no solo diversas vertientes culturales, sino también a un amplio grupo de trabajadores que hacen de la informalidad su sustento.

Modernidad pirateada se exhibirá de lunes a domingo de 12:00 a 18:00 horas, hasta el 25 de septiembre en el Museo Universitario del Chopo (Dr. Enrique González Martínez 10, colonia Santa María la Ribera).


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.