• Regístrate
Estás leyendo: La ópera va más allá de la música
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 05:31 Hoy

La ópera va más allá de la música

“Se me hace muy interesante el hecho de que puedas actuar cantando: es una combinación bellísima”, dice la soprano.

Publicidad
Publicidad

Solista de la Casa de Ópera de Zúrich, la soprano Rebeca Olvera será reconocida por su trayectoria en el Festival Internacional Alfonso Ortiz Tirado, en Álamos, Sonora, el 20 de enero. En agradecimiento, ofrecerá un concierto con la Orquesta Filarmónica de Sonora (OFS).

Triunfadora en los concursos de canto Carlo Morelli, de México y Hans Gabor Belvedere, de Viena, la ganadora de la Medalla Alfonso Ortiz Tirado llegó tarde a la ópera, pero con paso firme. Nada en su niñez o temprana juventud en Puebla auguraba que sería cantante.

En entrevista telefónica desde Viena, Olvera cuenta que cuando estudiaba Ciencias de la Comunicación en la Universidad de las Américas participó con otros compañeros en un concierto con números de comedia musical. Al escuchar su interpretación, quien ahora es su marido le dijo que tenía voz para la ópera.

“Ahí empezó toda la historia”, comenta la cantante entre risas, historia que la llevó a estudiar en el Conservatorio Nacional de Música y la Sociedad Internacional de Valores Mexicanos. Debutó en el Palacio de Bellas Artes con la Compañía Nacional de Ópera y luego ingresó en el Estudio Internacional de Ópera de Zúrich, donde perfeccionó su canto.

Con una carrera internacional que incluye actuaciones en reconocidos escenarios de Europa y Estados Unidos, se ha presentado al lado de luminarias como Cecilia Bartoli, Plácido Domingo, Javier Camarena, Juan Diego Flórez y José Carrera.

¿Qué significa ser parte de la Casa de Ópera de Zúrich?

La Casa de Ópera de Zúrich me abrió las puertas como parte del Estudio Internacional de Ópera, donde aprendí los últimos detalles del canto antes de pasar al mundo de la ópera internacional. Luego fui aceptada en la compañía como solista desde hace más de diez años.

¿Cómo valoras tu formación con Francisco Araiza?

Estudiar con él en Estudio Internacional de Ópera fue una experiencia fantástica: aprendí muchísimo vocal, histriónica y estilísticamente. Es un artista de grandes ligas con toda la experiencia del mundo y, además, sabe cómo transmitir esta experiencia.

¿Cuál ha sido tu experiencia con los grandes de la ópera?

He tenido la fortuna de trabajar con leyendas vivas, por decirlo así, y al principio no faltan los nervios y la emoción. Sin embargo, al llegar al escenario pasan dos cosas: una, que trato de bloquear esa idea de estar al lado de personajes tan importantes, justamente para no sentirme nerviosa y poder hacer mi trabajo. Y la otra cosa es que prácticamente todos esos artistas son superhumildes, grandes colegas y compañeros. Te hacen el trabajo muy sencillo, lo mismo en las horas de ensayo que en las funciones. Son grandes artistas porque, antes que nada, son grandes personas.

¿Cómo es trabajar con José Carreras?

Primero que nada es una gran persona, un gran compañero, un caballero muy gentil. Cada vez que tengo la oportunidad de compartir el escenario con él “paro bien la oreja”, como dicen, porque no es de las personas que quieren darte una lección. Al contrario, es muy humilde, y yo tengo que preguntarle: José, ¿qué opinas de esto o aquello? Es muy cuidadoso y jamás se mete en la carrera de los demás, pero se aprende muchísimo con solo escucharlo: tiene una pronunciación perfecta, una dicción maravillosa y una técnica fantástica.

¿Qué es lo más demandante de la ópera?

El cuidado de la voz, porque intentamos llevar una vida lo más normal posible, pero tenemos que cuidarnos de lo que comemos o de que si alguien está fumando. Si viajas muchas horas, debes protegerte para que la voz no se canse y para no deshidratarte. La voz es nuestro instrumento y no podemos meterla en un estuche como otros instrumentistas. También es muy demandante viajar constantemente y estar lejos de casa, pero eso también te da oportunidad de conocer otros lugares y trabajar siempre con gente nueva.

¿Qué significa para ti la Medalla Alfonso Ortiz Tirado?

Me siento muy honrada y halagada de recibir este reconocimiento. En el concierto con la OFS, dirigida por David Hernández Bretón, en la primera parte cantaré un arias de óperas de Donizetti, Puccini, Hoffman y otros, y la segunda estará dedicada a un poco de zarzuela y dos canciones mexicanas, que serán una sorpresa.

¿Qué significa que además de tu voz, los críticos reconozcan tus cualidades histriónicas?

Lo agradezco, porque lo especial de la ópera es que no nada más es llegar y cantar, sino también actuar. Vas más allá de la música, tienes que darle importancia a las palabras. Se me hace muy interesante el hecho de que puedas actuar cantando, es una combinación bellísima.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.