• Regístrate
Estás leyendo: La obra de Jorge Marín sobrevuela EU
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 21:39 Hoy

La obra de Jorge Marín sobrevuela EU

La muestra 'Wings of the City' viaja con éxito por el sur de la Unión Americana.

Publicidad
Publicidad

La más reciente exposición del escultor mexicano Jorge Marín, Wings of the City, estará, a partir del 7 de junio y hasta el 31 de agosto, en Fort Worth, Texas. La muestra de nueve piezas monumentales ya visitó Brownsville, Houston y Dallas; también se presentará en San Antonio.

La muestra pudo verse durante tres años en espacios públicos de ciudades como Morelia, Tampico, Ciudad Victoria, Saltillo, Torreón y Campeche, entre otras.

En su estudio, en el que tenemos como telón de fondo una serie de esculturas del hombre pájaro y de alas, Marín habla para MILENIO.

¿De dónde surge su pasión por la escultura?

Desde muy temprano en mi vida me gustó jugar con el volumen y la luz, porque descubrí que era un medio de expresión que se me daba mucho más fácilmente que cualquier otro. Fui un niño conflictivo. No era bueno para estudiar, aprender y expresarme. Tenía calificaciones bajas. Desde muy joven se notó que me interesaba la plástica. Gracias a que lo descubrí como concepto, me alivianó como persona, porque en general la gente se expresa a través de la palabra y a mí me costaba mucho trabajo. En cambio, detrás de las imágenes, era muy claro, directo y quedaba satisfecho. Fue una necesidad.

¿Cómo surgió la idea de crear la serie de las alas y los hombres pájaro?

Trato de evitar decirle a la gente qué tiene que ver en mi trabajo. Me doy cuenta de que cada vez que se acercan a él hay un diálogo, entendimiento y conclusión de lo que les deja mi obra. Eso me satisface mucho. Esto ayuda mucho más que un monólogo mío explicando mis piezas. Empecé a hacer estas figuras con la idea de crear hombres pájaro, pero en realidad es lo último que ve la gente en mi trabajo. La mayoría de las personas ven seres alados, protectores, óptimos, interpretaciones que cada quien necesita y ve, sirve y satisface.

¿Por qué hacer hombres pájaro?

Volar debe ser una fantasía muy común de la humanidad. También la de ser animal. Los animales viven plenamente y no tienen el conflicto de la conciencia que sí tenemos los seres humanos. Más allá del pájaro y las aves, la libertad de conciencia es un estado memorable. Todos anhelamos ese estado fantástico de inconsciencia.

¿Cuál es la figura que más le gusta recrear?

La humana, sin lugar a dudas. Es el medio ideal para expresar porque como seres humanos tenemos un medio físico con el que podemos establecer diálogos. Al tener un cuerpo todos tenemos una construcción de él y miles de implicaciones de acuerdo con cómo lo empleemos simbólicamente. Esto permite tener un lenguaje fluido.

¿Qué representan en su vida los animales?

La perfección, la armonía, el estado ideal. Tengo idealizada la figura animal. Los humanos tenemos grandes virtudes y grandes sombras. En el animal no se puede ver eso; se aprecia su belleza, estructura y dinámica. Es encantador porque no tiene las sombras de la conciencia humana.

¿Qué es Wings of the City?

Son nueve esculturas monumentales en las que se pueden ver los tres temas más recurrentes en mi trabajo: equilibrio, balance e introspección.

¿Por qué le interesan estos temas?

Cuando tengo que dar una explicación sobre mis obsesiones suelo referirme a que son simplemente eso: obsesiones. Son los demonios que cada quien tiene. Para mí, el trabajo creativo es un exorcismo que me permite sacar los demonios que hay en la cabeza, que tal vez no tienen explicación, pero que te hace sentir muy bien al trabajar con ellos porque te quitan presión.

¿Hay equilibrio y balance en el día a día de Jorge Marín?

No lo hay. Y por eso hago esto obsesivamente.Mi fantasía es poder tener ese balance. Pero, como no lo he logrado en la vida práctica, lo repito obsesivamente. Tampoco en la vida emocional soy muy equilibrado; lo que hago se refiere a una necesidad de ser más equilibrado y balanceado por medio de la forma.

¿El artista debe de carecer de equilibrio y balance para poder crear?

No necesariamente. Pero la actividad artística es muy estigmatizada en todos los aspectos, por lo menos cuando hablamos de arte contemporáneo. En México, en el siglo XXI, aún prevalecen los mitos de que el artista debe ser fracasado, incomprendido, desfasado. No es fácil vivir en las minorías. Puede ser que esa falta de equilibrio te sensibilicé más para expresar lo que conoces del mundo, pero creo que no necesariamente se requiere de esa hipersensibilidad.

¿Ha conseguido el balance y equilibrio que busca en sus obras?

No lo he logrado. Por eso las sigo haciendo. Hay una insatisfacción perenne.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.