• Regístrate
Estás leyendo: La Manta busca qué es ser mexicano
Comparte esta noticia

La Manta busca qué es ser mexicano

La amalgama entre la canción tradicional nacional y el jazz gira este fin de semana en Tanquián, Valles, y Tampico, donde mostrarán variantes musicales.

Publicidad
Publicidad

Apenas tuvo tiempo de contestar la llamada cuando se dirigían al final de la competencia por una de las Lunas del Auditorio en la categoría de música tradicional, la noche del miércoles.

"Nosotros hemos crecido musicalmente,y hemos crecido como seres humanos porque la música eso te da, te da conocer otros lugares, otras formas de pensar, otras formas de sentir" dice Eloy Fernando, vocalista de La Manta, el grupo que ha buscado en la música tradicional mexicana y su amalgama con otros estilos, principalmente el jazz, una propuesta que ha llamado la atención incluso fuera de México.

Los seis músicos experimentan dentro de La Manta en sus áreas de confort, y eso muestra un estilo colorido, ecléctico.

Te Recomendamos: Tampico ya merecia un festival de huapango

En el caso de Eloy, por ser huasteco es el huapango.“Lo tradicional, si dejo de hacerlo me muero, para mi eso es mi motor principal de vida, el son huasteco, pero esto otro también, hay que decir las cosas desde la mayor cantidad de puntos posibles y el mayor fundamento posible”.

Con 5 años en la escena y juntos durante siete, el grupo encontró en la música mexicana “una vía perfecta para expresarte, creamos música nueva a partir de música mexicana y recreamos lo que ya existe que es música emblemática para mucha gente”.

“Usamos música del mundo, mayormente el jazz, lo utilizamos no como un ritmo o textual, utilizamos sus recursos que son la armonía y la improvisación; en nuestra música en México hay mucha improvisación, principalmente en los sones huastecos mismos que improvisan palabras, vueltas de violín, inflexiones en lavoz cuando están los cantadores echando falsete, es un poco el pretexto para utilizar recursos de jazz que en nuestra música se presta”.

La belleza musical y el acercamiento con la complejidad del jazz pudo ser imán para que compartieran escenario con gente de la talla Robert Plant o Joan Baez, ambos legendas del rock.“

Y más porque la invitación vino de parte de él (Plant); nosotros no somos una banda de rock ni somos la banda más popular del momento, ni nada por el estilo, algo tiene nuestra música, que yo creo que es igual de valiosa que cualquier otra música de cualquier pueblo del mundo”.

En el Vancouver Folk Music Festival hoy convertido en un encuentro de world music hicieron work shops con propuestas de diversas partes del mundo, y alternaron a Joan Baez.

“Debo decir que el nivel de ejecución del grupo como instrumentistas fue muy digno,no tenemos nada que pedirle a músicos de otros países”.El miércoles estuvieron en la terna de las Lunas del Auditorio, y hoy empiezan gira por la huasteca: esta noche en el Festival Tanquián; el sábado29 en Ciudad Valles y el lunes 31 en el Metro de Tampico.

En estaúltima proponen mostrar nueva música y elementos añadidos a su última grabación, Árbol de Esperanza, disco presentado hace un año.Y siendo una propuesta tradicional, incluso antropológica, que tan fuerte pueden ser que estén expuestos entre críticas de rock,analiza: “algo de bueno debe tener eso, hay cierta música que está posicionada entre medios masivos, y hay otras que no tanto,pero al final de cuenta lo que hacemos tiene que ver con elementos identitarios, no somos el único grupo que lo hace, incluso ha habido roqueros que lo han hecho, pero mostramos desde nuestra perspectiva, desde la ventana que abre La Manta para ver las cosas de otra manera y siempre preguntarnos a nosotros mismos ¿Qué quiere decir esode ser mexicano?.

Te Recomendamos: La Manta: un canto de esperanza en tiempos dificiles



IMRJ

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.