• Regístrate
Estás leyendo: La cultura y la naturaleza se encuentran en "Museo Animal"
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 11:59 Hoy

La cultura y la naturaleza se encuentran en "Museo Animal"

El autor costarricense Carlos Fonseca presentará su novela mañana en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario, como extensión del Hay Festival Querétaro.

Publicidad
Publicidad

Israel Morales

El autor costarricense Carlos Fonseca menciona que su novela Museo animal surgió de una serie de obsesiones que un día cristalizaron dentro de una red narrativa, cuando se dio cuenta que los cuatro relatos que componen la obra eran realmente parte de una misma historia: el relato de una diseñadora de modas, el de un fotógrafo perdido en un pueblo repleto de fuegos subterráneos, el de un viaje a través de la selva y el de una artista conceptual acusada de crímenes financieros. Esas cuatro historias señala que “apuntaban indirectamente hacia una historia de máscaras y réplicas, una historia sobre los vínculos entre la cultura y la naturaleza”. El autor nos platica de esta novela que recién acaba de salir bajo el sello Anagrama, y que presentará mañana en el Patio Sur de Colegio Civil Centro Cultural Universitario, a las 19:00, como extensión del Hay Festival Querétaro.

En el primer capítulo partes del tipo que pintaba cuadros en la TV, que remite a la infancia, ¿qué tanto está presente la nostalgia y la melancolía por el arte en tu novela, partiendo además de la polifonía?

Creo que tienes razón: está muy presente cierta nostalgia por un pasado perdido en el que se encontraría la clave para entender el presente, pero del cual hemos sido expulsados. Todos los personajes de esta novela buscan comprender un instante preciso en el que, por decirlo de alguna manera, se perdieron a sí mismos. Esa búsqueda da paso en este caso a la ficción y en torno a ella se teje la pregunta fundamental de la novela: ¿Nos hallamos ante una tragedia o ante una farsa?

¿Cómo trabajaste a nivel lenguaje ?

Para mí es la materia fundamental de la escritura, el demonio que debemos domar si queremos contar una historia. En este caso, la relación con el lenguaje o con el estilo fue particular, ya que cada una de las cinco partes que componen la novela tiene un estilo o tono distinto. Quería jugar con esa idea de una novela hecha de novelas, una novela hecha de estilos, como si de una muñeca rusa se tratase. Así que se compone de distintas voces: algunas más melancólicas, otras más históricas, otras escritas en un registro más policial, otras más cercanas a lo poético.

¿Es una novela familiar?

Creo que sí, es una novela sobre la herencia: sobre qué significa heredar algo, una culpa, un legado, una conciencia. Es una novela sobre una familia que un día vive un evento que los separará de por vida y al que cada miembro –el padre, la madre y la hija– intentará regresar años más tarde, en un intento por dotar de sentido ese evento traumático. Es una novela que se pregunta: ¿Qué significa heredar el legado político de nuestros padres? ¿Cómo responder a esa herencia?

Llama desde luego la atención la figura del Subcomandante Marcos, ¿por qué incluir su figura dentro de la trama?

Es una novela sobre identidades imposibles, sobre la forma en la que nos escondemos de nosotros mismos, sobre el arte de la desaparición y el anonimato; una novela sobre la forma en la que la cultura contemporánea nos despersonaliza. En este contexto, creo que la figura del Subcomandante Marcos y su proyecto político se vuelve central. Marcos comprendió a la perfección, creo yo, el juego de seducción que propone toda máscara y la forma en la que nuestra sociedad es hoy, más que nunca, una sociedad de máscaras.

Decidí incluir su figura para dar a entender que detrás de esa poética del anonimato, la invisibilidad y la desaparición se encuentra también una apuesta política.

Nuestro país desde luego también aparece, ¿y México qué te aportó en el aspecto novelístico? Somos además un paso obligado hacia EU.

Para mí México es un lugar con una historia fascinante, en donde el arte y la política establecen un diálogo insólito.

México me permite, creo yo, acercar mis relatos al gran relato histórico del siglo pasado, en el que jugó un gran rol literario y artístico.

¿Crees que como “Museo animal”, la novela como género funcione para desentrañar enigmas?

Me interesaba explorar esa noción de un enigma que solo se puede entender a través de interpretaciones artísticas. Tal vez por eso, acá el narrador tiene algo de dectective, pero de un detective que busca entender la lógica poética que subyace al misterio que busca desentrañar. No se trata de hallar al asesino, sino de comprender la lógica que hace posible esa historia de violencia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.