• Regístrate
Estás leyendo: La crítica: Travesía del cambio
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 10:01 Hoy

La crítica: Travesía del cambio

'La izquierda mexicana del siglo XX, Libro 2. Movimientos Sociales

Publicidad
Publicidad

Casi la totalidad de los movimientos sociales del siglo XX mexicano, conceptuados como las "empresas colectivas que pretenden luchar por un interés común o garantizar que se alcance un objetivo compartido mediante una acción que tiene lugar al margen de las esferas institucionales establecidas" (Giddens dixit), fueron de marcado perfil libertario: de izquierda. Escapan a ello unos pocos ejemplos: el vasconcelismo y el henriquismo (ambos acotados a sendas campañas electorales), así como la cristiada (extendida en tiempo y territorio) y, en tanto expresiones en contra de un poder estatal, el surgido de la envolvente Revolución mexicana, pueden también incluirse en la travesía del cambio.

En ese largo recorrido están puestos los análisis (miradas) de los más de 40 autores de La izquierda mexicana del siglo XX, Libro 2. Movimientos Sociales, coordinado por Arturo Martínez Nateras y compilado por Joel Ortega Juárez, parte de una historia general de seis tomos (ya circula el primero, Cronología) tendiente no solo a la reinterpretación de los aconteceres sino al rescate de la memoria. Tarea emprendida, consecuentemente, tanto por observadores como por protagonistas de cada uno de los apartados.

Extendida y rica lista de temas, al grado que desbordan la periodicidad presupuestada: de la Convención de Aguascalientes al movimiento urbano de los ochenta; del cardenismo al movimiento estudiantil; del feminismo a Ayotzinapa. Es un gran número de estaciones en las que la presencia de la izquierda, si bien constante, tiene sus altibajos de acuerdo con los mismos estudios compilados en el nuevo libro. (Cómo olvidar la tesis de José Revueltas al respecto: la caracterización de un proletariado sin cabeza, es decir, sin dirección y sin rumbo, producto tanto de la subordinación del Partido Comunista Mexicano al Estado y sus gobiernos revolucionarios, como de su drama interior: el derivado del dogmatismo y la verdad absoluta).

Revisitada la complejidad de la sociedad mexicana y sus movimientos, Ortega Juárez reitera la tesis acerca del agotamiento de la ideología de Revolución mexicana, pieza del mecanismo de dominación que, "probablemente, esté llegando a sus últimos espasmos". Fue también matriz de la llamada cultura nacional, cuyas más altas expresiones se manifestaron entre los años veinte y cuarenta: el muralismo, los Contemporáneos, el estridentismo, la novela de la Revolución, el nacionalismo musical, las instituciones.

Realidades que en el tiempo llegarían a plantearse la gran pregunta, bien resumida por Carlos Fuentes, acerca de nuestra capacidad de identificación de política y cultura, "haciéndolas cada vez más auténticas, más completas y más constantes con nuestra realidad más profunda".

El volumen incluye textos de Gema Lozano, Ignacio Carrillo Prieto, Gerardo Peláez, Sara Lovera, Roxana Rodríguez, Verónica Oikión, Eliezer Morales, Arturo Whaley, Alberto Pulido, Óscar Moreno, Marco Rascón, Donovan Garrido, Porfirio Muñoz Ledo, Jorge Castañeda, Alejandro Varas, Mauricio Flores y otros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.