• Regístrate
Estás leyendo: La crítica: Teatro: Cierran más teatros
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 19:52 Hoy

La crítica: Teatro: Cierran más teatros

Luego de 55 años de labor continua cierra el teatro Blanquita, por el que desfilaron miles de artistas de diversos talantes y talentos, incluido el mítico director de escena Julio Castillo. 

Publicidad
Publicidad

La crítica

En las últimas semanas se han cerrado al menos 2 teatros en la Ciudad de México, con lo cual, sumados los institucionales Casa de la Paz de la UAM y Julio Jiménez Rueda del INBA, la crisis de espacios escénicos resulta ya catastrófica. Luego de 55 años de labor continua cierra el teatro Blanquita, por el que desfilaron miles de artistas de diversos talantes y talentos, incluido el mítico director de escena Julio Castillo. El Blanquita es privado y habrá que ver qué razones tienen los dueños, dado que ya hicieron un llamado para que lo rescate el gobierno capitalino. Podrían perfectamente cederlo a la Secretaría de Cultura para ampliar el Sistema de Teatros, y aventuro tal cosa esperando que los propietarios realmente deseen su rescate.

El otro que se pierde, y que por razones varias duele de manera particular, es el Foro El Bicho, que funcionó por tres años en un pequeño local de la colonia Roma. Es un espacio pequeño que, imagino, representaba una muy compleja administración y que llevó adelante la visión artística de la actriz Úrsula Pruneda. Aquí quiero compartir las palabras de Antonio Zúñiga, director del Centro Cultural Carretera 45 Teatro:

"Porque el teatro y sus instrumentos para eso deben servir: para atender a las personas. ¿Cuántos grupos de actores y actrices, dramaturgos y escenógrafos, vestuaristas y videoastas, sonidistas, y directores, [...] cuántos espectadores trabajaron en El Bicho en estos tres años? Seguramente existe la cifra, pero nunca revelará la cantidad de amor, solidaridad, creatividad, extrañeza del mundo, juicio crítico y visión de futuro que se dejó ahí sembrado. ¿Cuánta gente fue a El Bicho a reconocerse actual, vivo, vigente? ¿Cuántos salimos de ahí con preguntas acerca de nuestra misión en esta vida? ¿Cuántos, en cuántas veces, reconocimos la luz del día distinta? ¿Cuántos salimos de ahí indignados, sonrientes, pensativos, atormentados, introspectivos, circunspectos, enojados, felices? Eso no se puede contar ni
medir, no se puede poner en un reporte ni en un informe de gobierno municipal o delegación. En paradoja, las cosas que aportan estos lugares no se pueden cifrar porque no son cosas que sean a primera vista medibles o tangibles. Los muertos sí, los accidentados sí, los asaltados sí, los encarcelados sí, los robos a mano armada sí, los desaparecidos incluso. Eso sí se puede contar; lo que 'produce' un lugar como este, desgraciadamente, no. Y pensar que El Bicho, o cualquier espacio independiente sirve para abatir las altas cifras de eso que si se puede contar y medir. Y eso sí se puede comprobar".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.