• Regístrate
Estás leyendo: La crítica: Sistema de teatros CdMx
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 00:44 Hoy

La crítica: Sistema de teatros CdMx

En esta administración se ha buscado una mayor interacción entre artistas y sociedad.

Publicidad
Publicidad

Las buenas gestiones siempre serán notorias si la imaginación intermedia. De 2013 a 2016, los espacios del Sistema de Teatros (ST) de la CdMx han recibido a 643 mil 385 espectadores, según numeralia recibida por MILENIO. Ciertamente incluye espacios alternativos y plazas públicas que multiplican la labor que se realiza en los teatros Sergio Magaña, Benito Juárez y de la Ciudad Esperanza Iris. Las 4 mil 747 funciones que se han dado en el mismo periodo, desde que el poeta Eduardo Vázquez tomara a su cargo la Secretaría de Cultura local y ratificara a Ángel Ancona coordinador del ST, han dado un nuevo ímpetu a la cultura escénica de la capital. Si bien no es nuevo y desde la administración anterior, con Nina Serratos al frente del ST, hubo una intensificación muy importante, ahora pareciera perfilarse la política en difusión de las artes escénicas hacia nuevos rumbos con ideas con empuje y garra.

En esta administración se ha buscado una mayor interacción entre artistas y sociedad, y es por ello que tanto los Asaltos Artísticos, implementados en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, como Teatro en Plazas Públicas, han sido herramientas para sacar de los recintos de prestigio propuestas artísticas que salen a la caza de nuevos espectadores. Esto de ninguna manera ha impedido que nuevos discursos escénicos convivan tanto en esos programas como en los escenarios formales. La diversidad de estéticas y procedimientos artísticos ha sido la norma. Desde música cardenche o danza folklórica hasta las más vanguardistas expresiones en un amplio diapasón han sido parte del proyecto cultural del ST. Tampoco han sido pocas las gestiones para apoyar grupos independientes como la iniciativa para que se recategoricen los espacios culturales en la infame Ley de Establecimientos Mercantiles de la CdMx que solo propicia la extorsión permanente de las autoridades delegacionales.

Las dificultades que Ancona enfrenta no son pocas: una burocracia aterradora que hace que los pagos a artistas salgan hasta con un año de retraso, pocos espacios teatrales formales qué programar (urgiría plantear un programa de rescate de espacios teatrales de la CdMx), escasez de personal, un aparato de difusión con estrecheces y falta de recursos para extender la tarea. Y no obstante, en este breve lapso podemos decir, al igual que en la administración anterior de la Secretaría de Cultura, el ST es la joya de la corona. No son fáciles los retos. Urge crecer su infraestructura y presupuesto. Los logros hablan solos. Honor a quien honor merece.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.