• Regístrate
Estás leyendo: La crítica: Música: Steven Tyler sigue soñando
Comparte esta noticia
Lunes , 28.05.2018 / 05:24 Hoy

La crítica: Música: Steven Tyler sigue soñando

Aerosmith. Fue como si, después de la oscuridad, el auditorio fuera expuesto a un sol brillante y explosivo en una celebración absolutamente rocanrolera.

Publicidad
Publicidad

La crítica

Tuve la fortuna de asistir a la celebración de los 25 años del Festival de Woodstock en 1994. Una de las tandas de conciertos involucró a los Red Hot Chili Peppers y su divertido acto, seguidos de Metallica y su machacante metal. Después vino Nine Inch Nails con una presentación apabullante que removía las entrañas por su oscurantismo. ¿Quién en sus cabales se hubiera atrevido a seguirlos?

La respuesta: Aerosmith. Fue como si, después de la oscuridad, el auditorio fuera expuesto a un sol brillante y explosivo en una celebración absolutamente rocanrolera. Esta sensación despierta la lectura de Acaso molesta el ruido que retumba en mi sesera. Memorias roqueras (Malpaso, 2015), escritas por Steven Tyler, el cantante y líder de Aerosmith: hay sombras y mucha luz.

Tyler se inició como baterista en la banda de su padre tocando "música de la alta sociedad en la tradición de El gran Gatsby", dice. Y aunque se le ha comparado con Mick Jagger (ah, esos labios), escribe que su gran ídolo fue Janis Joplin, "el aullido... inspirado y transpirado por una Janis de 180 grados etílicos de graduación".

Refiere que a su padre le debe la pasión por la música: "Tocaba sus sonatas con tanta emoción que hacía vibrar el interior de mis huesos. Cuando escuchas esa música de sol a sol, días tras día, se integra en tu psique. Las notas vibran en sus oídos y cerebro".

Drogas, bebida, sexo, rock and roll, enfermedades y periodos de desintoxicación abundan en las páginas de las memorias de quien describe su música como un "rock and roll áspero, crudo, en bruto, el factor X, ese elemento salvaje que subyace en el rock desde Little Richard a Janis Joplin. No es algo que puedas aprender, simplemente lo tienes". Su sonido es, también, resultado de su eterno "antagonismo competitivo que hacía rechinar los dientes" con el guitarrista Joe Perry.

La cocaína, asegura, "era nuestro combustible para cohetes. Al final te hace caer, pero probablemente sea una de las razones por las que llegamos tan lejos. (...) Los demonios de la droga se metieron bajo la piel de todos nosotros y lo destrozaron todo". Aerosmith ha sobrevivido a los "excesos miserables, abuso de drogas y autodestrucción infernal".

Tyler, creador de "Dream On", canción que se seguirá escuchando muchos años, afirma que sufre de Adolescencia Terminal, de ahí su éxito como un Peter Pan del rock que sigue soñando luego de vender más de 100 millones de discos y ganar muchos premios. "Nunca maduraré. Ese rollo animoso de los doce años; sin eso nunca tendrías huevos para subir a escena".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.