• Regístrate
Estás leyendo: La crítica: Música: Entretango: encuentros con el bolero
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 21:35 Hoy

La crítica: Música: Entretango: encuentros con el bolero

La música de Astor Piazzolla fue el vínculo que unió a los integrantes del quinteto Entretango, nacido en 2003 en la Facultad de Música de la UNAM.

Publicidad
Publicidad

La crítica

La música de Astor Piazzolla fue el vínculo que unió a los integrantes del quinteto Entretango, nacido en 2003 en la Facultad de Música de la UNAM. Rodrigo Rivera, guitarrista, dice que Piazzolla les llamó la atención "porque trató de integrar elementos de la música clásica, el jazz y el rock hacia el tango. Lógicamente, para quienes seguíamos la carrera de música clásica, Piazzolla fue el primer acercamiento a este género. Nuestro primer disco, Chau Paris (Tempus, 2011), estuvo dedicado a su música, pero luego empezamos a descubrir a otros compositores".

Para su álbum Entre tangos y boleros (Casete, 2015) buscaron obras de compositores mexicanos que escribieron tango, como María Grever y Agustín Lara. "Luego encontramos otras piezas que a nuestro parecer sonaban bien en estilo de tango y Carlos Matus, nuestro pianista, les hizo arreglos. Empezamos a sonarlas y tiempo después grabamos el disco".

Para el guitarrista, el bolero y el tango "son géneros bastante urbanos. Mis abuelos escuchaban bolero y tango, que por alguna razón son géneros que siempre han estado juntos. Incluso hubo una época en que en Argentina se empezó a escuchar más bolero que tango, y cuando Libertad Lamarque estaba en México en su apogeo se escuchaba mucho tango en nuestro país. Al ver que estos dos géneros habían convivido tan bien en otras épocas, pensamos que era buena idea volver a juntarlos".

Entre tangos y boleros segundo disco de Entretango, incluye piezas como "La gloria eres tú", de José Antonio Méndez; "Dos gardenias", de Isolina Carrillo; "Perdón", de Pedro Flores; "Por si no te vuelvo a ver", de María Grever; "Nosotros", de Pedro Junco, y "Arráncame la vida", de Agustín Lara, entre otras canciones.

Paulatinamente el gusto por el tango está creciendo en México, asegura el guitarrista. "Lo vimos en nuestro concierto en el Antiguo Colegio de San Ildefonso: había desde público mayor hasta adolescentes. Incluso algunos músicos jóvenes se han acercado a nosotros porque les interesa saber más acerca del tango".

El tango es para Rodrigo Rivero un género "de mucha pasión y nostalgia. Siento que transmite mucho, tanto al público como al ejecutante. A mí y a mis compañeros de grupo nos gusta mucho su expresividad, además de que ha estado creciendo mucho y hay muchas propuestas novedosas en distintas partes del mundo".

El próximo viernes 19 a las 20:00, el quinteto tocará de nueva cuenta Entre tangos y boleros en la sala Xochipilli de la Facultad de Música (Xicoténcatl 126, Coyoacán), entrada libre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.