• Regístrate
Estás leyendo: La comedia del migrante
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 01:50 Hoy

La comedia del migrante

‘Made in México, otra historia de amor’ cuenta con la experiencia actoral de María Rojo y Alejandro Suárez, dirigidos por Manuel González Gil

Publicidad
Publicidad

Made in México, otra historia de amor es una obra sobre la migración con sentido del humor, que enfatiza la nostalgia y el dolor de quienes tuvieron que dejar su país y los obstáculos a los que se enfrentan quienes no se fueron. El montaje, que parte de una adaptación del texto original Made in Lanus de Nelly Fernández Tiscornia, tiene su mayor virtud en la interpretación que hacen María Rojo y Alejandro Suárez, de un matrimonio mexicano que sobrevive entre el trajín y los apuros económicos.

La cartelera citadina mantuvo al finalizar el año pocas puestas en escena para quienes por encima de los festejos buscaban una experiencia escénica. Made in México, otra historia de amor, estrenada hace cuatro años y después de algunos cambios de elenco, se presenta ahora en un teatro ubicado en el sur, donde aumenta sus ya cumplidas 1500 representaciones.

Esta obra escrita por Fernández Tiscornia, dramaturga nacida en Sansinena, Argentina, en 1928, y fallecida en 1988, que dirige Manuel González Gil, reconocido autor y director nacido en 1952 en el mismo país, ha tomado el sabor mexicano a partir de su adaptación a nuestro contexto, en el que se menciona como detonante del conflicto, y sin precisar fechas, una de las más fuertes devaluaciones de nuestra moneda, que deja a dos de sus personajes endeudados y sin trabajo.

La obra exalta el pesar del destierro y la rabia que permean la vida del matrimonio que se vio en la necesidad de buscar un nuevo lugar para vivir en Estados Unidos, interpretado por Juan Ferrara y por Luhana Gardi, y subraya las dificultades que debe sortear la pareja ahogada de deudas en su lugar de origen, conformado por El Negro y la Yoli, encarnados por Alejandro Suárez y María Rojo.

Ante una estancia que es al mismo tiempo comedor, sala y cocina, donde el sillón es el asiento doble de un carro, el macetero está hecho con dos llantas sobrepuestas, la jaula no tiene pájaro y los muros dejan ver trozos de ladrillo bajo el yeso caído, el espectador es invitado a observar lo que ocurre al interior de esta casa de barrio, donde la mujer, con zapatos bajos y mandil, cose frente a su vieja máquina y el hombre, con su playera blanca manchada de grasa, bromea con su esposa, le hace insinuaciones sexuales y se preocupa por su hija, como seguramente lo hace todos los días.

La comunicación cotidiana de los personajes que saltan obstáculos diariamente en un rincón de México, rebosante de frases hechas, albur ligero, sarcasmo cotidiano, esperanza y humor, hace que el público se identifique inmediatamente con la situación y con ellos.

El ritmo, la proyección, la forma en que tanto María Rojo como Alejandro Suárez encarnan a sus personajes, él como experimentado comediante y ella como la gran actriz que es, los vuelve verídicos y entrañables, incluso cuando cumplen con una escena en la que permanecen casi quietos y en silencio mientras son iluminados por un reflector azul que los alumbra durante una canción completa que intenta hacer un acercamiento a la franca situación de cada personaje.

Cabe decir que tanto Rojo como Suárez nutren con trabajo actoral esos difíciles minutos de acción interna, que expresan sin una sola palabra las contradicciones que bullen en su interior, mientras se escuchan México en la piel, Mi ciudad o El rey, notas que impulsan a Juan Ferrara, con la cantidad de tablas que respaldan su trabajo, a dejar dócilmente que el momento apabulle a su personaje, a diferencia de la atractiva actriz Luhana Gardi, quien por lo general sonríe al público y le hace guiños, sin encontrar cómo dotar de significado esos momentos.

Made in México, otra historia de amor propone una mirada a las grandes diferencias que genera el problema de la migración, incluidas la discriminación y la desigualdad, y rescata el modo que tenemos de afrontar nuestros conflictos, desde el apego a nuestras tierra, donde no pueden faltar el buen humor, el chicharrón, el doble sentido y una buena caguama.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.