• Regístrate
Estás leyendo: La actualidad es demasiado vulgar: Pérez-Reverte
Comparte esta noticia

La actualidad es demasiado vulgar: Pérez-Reverte

El escritor español presentó los libros Falcó y Eva en la FIL Guadalajara.


Publicidad
Publicidad

El escritor y periodista español presentó sus más recientes libros Eva y Falcó hacia las 16:00 horas en la FIL Guadalajara, en una amena charla conducida por Gabriela Warkentin y Julio Trujillo.

Al iniciar la charla, Warkentin relató las experiencias que tuvo al leer Falcó, un libro que compró hasta tres veces y Eva, del que contó más de un spoiler, como la escena en la que una mujer al ser seducida y llevada a una habitación…

Arturo Pérez-Reverte por su parte contó lo que supusieron estos libros para él, un escape, una forma de plasmar sus vivencias como reportero de guerra, las personas a las que ha conocido, pero en un contexto diferente, en un pasado no tan lejano, como la Guerra Civil Española, el norte de África, con personajes sin escrúpulo, aunque más humanos: “el dolor y la guerra y la enemistad y el odio, el amor, el sexo y también con esa especie de respeto mutuo entre un hombre y una mujer que trabajan en bandos opuestos, lo que me interesa es escribir sobre las cosas que he experimentado, la gente y los lugares que he conocido”.

En cuanto a las locaciones de su obra, comenta “yo necesitaba un escenario adecuado para mi obra y Tánger era perfecto, en ese momento año 37 con una crisis internacional llena de traficantes de espías, de agentes, de contrabandistas, de prostitutas de lujo, era un mundo muy… el mundo exactamente de la película de Casablanca de Michael Curtis, se iba a llamar Tánger, aunque cambiaron el nombre por razones políticas. Entonces ese Tánger era fundamental para que moviera mis personajes por ese territorio y bueno es cierto que las ciudades condicionan muchísimo. En este caso fui a Tánger, anduve por las calles de la novela, estuve en el hotel continental donde ahora está Lucía, ahora ya no es el mejor hotel de Tánger, pero es un hotel con mucha historia. Viví ahí en la habitación donde habría estado Falco, digamos que todo ese escenario es fundamental dominarlo, moverte por él, a tus anchas, eso es imprescindible para la novela”.

Pérez-Reverte se refiere a las experiencias que inspiran a los personajes, los lugares y la trama al relatar que “yo empecé a cubrir guerras en los años 70. Fui por primera vez al Líbano a Eritrea, al Salvador, a la guerra de Angola, entre otras. En estas guerras, los combatientes tenían todavía una cierta inocencia. Yo era bienvenido, me juntaba con ‘un grupo de combatientes, sabían que yo iba a contar su historia, estaban orgullosos de que la gente supiera cómo luchaban, yo era su vínculo con el mundo civil, con el otro mundo y esa inocencia se ha perdido también. Ahora, en las guerras, cuando un periodista llega el combatiente sabe que es un arma de guerra, que va a salir en televisión, su cara puede perjudicarle. Quiero decir con esto que el mundo ha cambiado y no para bien”.

El escritor asegura: “yo no podría escribir una novela de espías que se desarrollara en la época actual. Ahora, todo son satélites y teléfonos móviles, antes había que pelear por usar un teléfono, mandar un mensaje, una transmisión, una paloma mensajera. Entonces digamos que el espionaje y los agentes secretos era gente mucho más humana, por eso elegí ambientarla en el Guerra Civil”.

Para concluir, Pérez-Reverte adelantó que está preparando un tercer libro sobre el espía, pero ubicada en el norte de España y en el sur de Francia.

GPE

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.