Julia Santibáñez, una malabarista de las palabras

La poeta mexicana, ganadora del primer Concurso Internacional de Poesía Mario Benedetti, platicó con MILENIO sobre sus placeres literarios y sus aspiraciones poéticas.
La poeta Julia Santibáñez ganó el primer Concurso Internacional de Poesía Mario Benedetti.
La poeta Julia Santibáñez ganó el primer Concurso Internacional de Poesía Mario Benedetti. (Foto: Cortesía de Gabriel González)

Ciudad de México

Julia Santibáñez se define como una adicta a las palabras y las historias. Ha escrito cinco poemarios en los que ha explorado “la poesía sobre los objetos” y las experiencias más cotidianas. El más reciente de ellos, Eros una vez, fue elegido entre más de 300 libros como el ganador del primer Concurso Internacional de Poesía Mario Benedetti 2016.

El poeta chileno Elicura Chihuailaf describió este texto como “un libro con escritura transparente que se acerca al estilo de escritura de Benedetti”

Julia platicó con MILENIO sobre sus intenciones poéticas y sus aspiraciones literarias.

—¿Qué significa Benedetti  en tu poesía? ¿Es tu intención emularlo?

No es una intención, pero me da mucho gusto que me relacionen con él. Me parece un gran escritor, que abordó varias áreas de la vida humana. Tal vez mi poesía se puede acercar a la de Benedetti en dos posibles sentidos: utiliza un lenguaje transparente; intenta que las palabras cotidianas se adelgacen, que muestren otros sentidos. Quizá eso encontró el jurado en mi trabajo.

Me interesa la poesía sobre las experiencias más nimias y grises.

Por otro lado, está el humor. Él jugaba mucho, tuvo grandes épocas en esta intención lúdica con el lenguaje. Yo también estoy ahí, por lo menos lo intento. 

—¿Qué temas le interesan a tu poesía?

Me interesa, sin duda, la poesía amorosa, la poesía sobre los objetos, sobre las experiencias más nimias y grises. La concreción y el descolocamiento sobre lo que pasa en el día a día. No pretendo buscar temas profundísimos, sino crear a partir de cosas accesibles a todo el mundo.

—El jurado describió tu poesía como juguetona y profunda.

En el libro hay mucha intención de estar transgrediendo. El propio título, Eros una vez, es un juego con la frase “Érase una vez”. Son pequeñas historias, mi poesía es muy narrativa. Todo el tiempo estoy malabareando con las palabras. Por un lado la risa, como buscar mover al humor, pero no solamente dejarlo en un chiste de superficie, sino llevarlo un poco más profundo.

 —¿Algún referente particular?

Idea Vilariño, una poeta uruguaya, es una de mis favoritas. También Juan Gelman, Xavier Viallurrutia o José Gorostiza,

Mencioné sólo poetas, pero es curioso que lea más narrativa que poesía. Me gusta la poesía que nada entre los renglones de un cuento o novela.

Eros una vez será publicado por  por la editorial Planeta, en Uruguay, Argentina y Chile en 2017.



ASS