Usan juguetes para concientizar a niños

Invitan a reflexionar si los juguetes “promueven estereotipos de género, violencia, individualismo o competencia en los pequeños”.
Wendy Figueroa Morales.
Wendy Figueroa Morales. (Especial)

México

La Red Nacional de Refugios lanzó la campaña Juguemos a través del respeto, la diversidad y los buenos tratos, la cual busca concientizar con juguetes a niños y niñas para ser cooperativos y no discriminar.

La campaña responde a la violencia que se vive en las familias, ya que cada día aumentan las denuncias.

Wendy Figueroa Morales, directora de la Red Nacional de Refugios, señaló que el eslogan de la campaña es: "La violencia no es un juego, di no al uso del juguete violento y sexista". Con ello se invita a los adultos a que antes de regalar un juguete "reflexionen si promueven estereotipos de género, violencia, individualismo o competencia en los pequeños".

Explicó que, por ejemplo, a las niñas se les regalan escobas, planchas o muñecas, los que incitan a creer que deben ser mamás o servir y cuidar a otros. Por el contrario, a los pequeños generalmente les obsequian juguetes que no acarician o se les da comer, como pistolas, videojuegos violentos, coches o pelotas, por eso a los hombres adultos les cuesta trabajo expresar sus sentimientos.

Previo a la celebración del Día del Niño se presentó la campaña a la que asistieron María Bernal, Cecy Leos y Reneé, integrantes del grupo de pop Kaay y voceras de la iniciativa, quienes anunciaron que se promoverán canciones para los niños con mensajes no sexistas.

Figueroa señaló que "muchas de las conductas violentas o de desprecio se aprenden desde pequeños", por ello se puso a la venta el peluche Orejitas, un perro de peluche que no es hembra, ni macho y tiene en su cuerpo una estrella que simboliza la inteligencia, un corazón como símbolo de afecto y una paloma por los buenos tratos que fomenta.

El precio es de 350 pesos y se puede pedir en la cuenta de Facebook de la red o en Twitter el @RNRoficial.

Las ganancias se destinarán a la red, que cuenta con 47 refugios, donde se alojan más de mil 500 mujeres y niños y 41 centros de atención externa que brida apoyo a más de 4 mil personas.