El júbilo vacacional se impone al riesgo

Organizadores de viajes a Tampico  aseguran tener la ocupación casi "completa" de sus autobuses.
Los paseantes prefieren viajar de día.
Los paseantes prefieren viajar de día. (Roberto Alanís)

Monterrey

"Sí claro, todavía hay lugares. Salimos el domingo a las 12 de la noche de Félix U. Gómez".

La voz al otro lado de la bocina es de la señora Rossy, que sin ninguna preocupación informa que el viaje a Tampico se hará por la noche “para llegar tempranito el lunes”.

Al menos tres familias que organizan viajes, ofreciendo como destino principal el puerto de Tampico, partirán por la noche sin mayor pendiente por la violencia registrada en Tamaulipas en los últimos días y que ha arrojado más de una veintena de muertos.

Hace días los gobiernos estatales de Nuevo León y Tamaulipas anunciaron un operativo especial para la vigilancia en carreteras donde participarían las policías estatales, fuerzas militares y la Policía Federal.

Los organizadores de los viajes aseguran tener la ocupación “casi completa” de sus autobuses, y como cada semana “van y vienen” no ven problema en viajar de noche por la carretera.

Viajar a Reynosa para llegar a McAllen, visitar las playas del puerto de Tampico, acampar en la reserva ecológica “El Cielo” o visitar a la Virgen del Chorrito eran algunos de los puntos de interés para los regiomontanos en Tamaulipas en Semana Santa.

Pero como ha pasado en diversos puntos del país, el turismo local ha caído a causa de la inseguridad. La Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles reportó en el 2011 un 50 menos en materia turismo de convenciones y un 15 en ocupación hotelera para el norte de México.

Don Javier organiza viajes desde su vivienda de la calle Nueva Independencia, en la colonia del mismo nombre. Hace años que no se “llena” una camioneta para ir “al Chorro”, aunque por otros motivos ajenos a la violencia.

“Ya no se va primero porque la gente que tenía la tradición pues se va muriendo, y a como están las cosas ni como ir”, señala.

Sin embargo en marzo pasado diarios locales de Tamaulipas reportaron la visita de “cientos de personas” al poblado de El Chorrito, ubicado a 10 kilómetros de ciudad Victoria, algo inusual con respecto a lo sucedido en años atrás.

Francisco Salazar es estudiante de historia en la Facultad de Filosofía y Letras en la UANL y nació en Ciudad Victoria hace 26 años. Cada quincena viaja a su ciudad natal para visitar a su familia, tratando de tomar la corrida más temprana.

“Lo más tarde que tomo el autobús es a las cuatro de la tarde. La verdad sí vas preocupado porque el ambiente está complicado ir para allá (Victoria)”, expresa.

Al hablar a la comandancia de seguridad pública de Hidalgo Tamaulipas, un elemento que pide no ser identificado, señala que hay operativos en carreteras de forma permanente.

“Mira sí tendremos operativos en especial para la zona de ‘El Chorro’ pero le pedimos a la gente que viaje de día”.

Por su parte en la diócesis de ciudad Victoria señalan que “no hay ningún problema” cuando se pregunta si es posible viajar para visitar a la Virgen del Chorrito.

Al norte de Nuevo León rumbo a Bustamante, la seguridad está garantizada. El alcalde Adrián Galván asegura que los patrullajes de la Fuerza Civil son constantes por lo que han programado una serie de actividades turísticas.

 “Tenemos patrullajes apoyados con Fuerza Civil, con la armada y pues con la Policía del municipio. Está muy tranquilo para allá”.

Los patrullajes se extienden hacia el sur pues el presidente municipal de Hualahuises Guillermo Aguilar González informó sobre  que se estarán realizando patrullajes en la Carretera Nacional, en especial a la altura de Linares y de su municipio.