• Regístrate
Estás leyendo: Juan Gabriel era una fiesta
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 01:12 Hoy

Juan Gabriel era una fiesta

Ahora que Juan Gabriel ha fallecido, todos lo queríamos tanto… Pero no todos lo hemos querido; no siempre...

Publicidad
Publicidad

La crítica

Ahora que Juan Gabriel ha fallecido, todos lo queríamos tanto… Pero no todos lo hemos querido; no siempre... Cuando saltó a la fama, muchos de nosotros, estudiantes preparatorianos, éramos rockeros a ultranza: si escuchábamos rock, escuchábamos rock y no otra cosa. Lo demás era cosa de nacos, sobre todo si era cantado en español, pensábamos. El tono vocal de Juan Gabriel y sus meneos nos provocaban risa.

Sin embargo, sus canciones se fueron instalando en nuestras vidas y ya fue imposible liberarse de “Querida”, “No tengo dinero”, “Me he quedado solo”, “1, 2 y 3 y me das un beso”. ¡Y eran apenas los primeros discos! Sus canciones se volvieron himnos en las fiestas, se cantaban a todo volumen y con singular pasión, sobre todo después de unos alcoholes.

Escéptico, asistí a uno de sus conciertos en el Auditorio Nacional –debe haber sido a principios de los noventa– y como el resto de los asistentes, quedé encantado desde la primera canción. En el mismo escenario en que había visto a Jethro Tull, Emerson, Lake & Palmer, Jimmy Page y Robert Plant y otros rockeros –en la época en que los grandes grupos por fin aterrizaban en México–, Juanga demostró saberse todas las reglas del espectáculo, empezando por el respeto al público, al público que lo ayudó a encumbrarse.

En el Auditorio, entre gritos, chiflidos y aplausos en un tributo de amor eterno de sus seguidores, Juan Gabriel tejió uno tras otro sus éxitos, canciones que hasta yo, que nunca he tenido un disco del cantante, conocía de cabo a rabo. Su concierto fue una fiesta que se antojaba interminable: desde las canciones de amor más dolidas hasta el desenfreno de “El Noa Noa”. Ahora sé que fui parte de cerca del millón 400 mil personas que lo vieron en el Auditorio.

Hace unos días vi algunos capítulos de su biografía en televisión y me doy cuenta de lo poco que lo conozco, aunque ya son más de 30 años que sus canciones me acompañan. Son muchas las que me gustan y me las sé por tanto escucharlas en fiestas, mercados, transportes públicos, reuniones y muchas circunstancias. Murió y lo seguiremos cantando.

En la página de Facebook del cantante apareció un mensaje de alguien que dice llamarse Antonio Huang que ilustra esta última frase: “Tengo mis boletos para el concierto de Fresco del día 11 de septiembre. Favor de no cancelar el concierto porque creo que como fans queremos participar en este concierto como un memorial para seguir cantando sus canciones. Es mi humilde opinión”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.