• Regístrate
Estás leyendo: José Luis Vivar rescata la invasión estadunidense a Veracruz en 1914
Comparte esta noticia

José Luis Vivar rescata la invasión estadunidense a Veracruz en 1914

A través del libro Barcos de Lejana Memoria, el autor veracruzano disecciona siete meses de estado de sitio que vivió su puerto natal

Publicidad
Publicidad

Barcos de lejana memoria es una novela que tiene como fondo histórico la intervención norteamericana en Veracruz en 1914, escrita por José Luis Vivar y editada por Taller editorial La Casa del Mago hace algunos meses.

El libro ya se ha presentado en varios foros y retrata un pasaje de la historia que no se ha tomado en cuenta, según el autor, quien subrayó que “fue un periodo en el que hubo muchos muertos y los norteamericanos permanecieron en territorio mexicano desde el 21 de abril hasta el 23 de noviembre de ese mismo año”.

Vivar cuenta en su novela cómo dos estadunidenses que son traicionados por sus propios compañeros terminan quedándose a vivir en Veracruz. En el libro se empalman dos historias una que se desarrolla a partir del encuentro del Dr. Eizaguirre, un odontólogo interesado en la historia y la escritura con la Dra. Nia Howard, nieta de uno de los estadunidenses mencionados.

Han pasado ya varias décadas, se sabe que el abuelo de Howard, uno de esos marines que se quedaron a vivir en el puerto, murió, sin embargo, aun sabiéndolo muerto, Howard confía en que podría estar vivo y localiza a Eizaguirre a través de los artículos que ha publicado en diarios y libros sobre el capítulo histórico en cuestión, con el propósito de contratarlo como guía para ir a buscarlo. El encuentro con el pasado conmociona a Eizaguirre: “Había prometido no volver en mucho tiempo a Veracruz. ¿Cuánto es mucho tiempo? No sabría decirlo, pero esperaba que fueran varios años. Sin embargo, aquella tarde me convertí en un traidor; tiré por la borda el juramento que tres años atrás me había hecho en el momento que el avión despegaba para llevarme de regreso a Guadalajara”.

Vivar salta del México contemporáneo de Eizaguirre al fatídico capítulo de la invasión norteamericana de 1914 en Veracruz y viceversa de manera constante a lo largo de las 600 páginas de la novela. En la medida que el lector avanza a través de la prosa ágil de Vivar, descubre al Eizaguirre odontólogo-escritor que lleva mucho tiempo viviendo en Guadalajara, aunque sus raíces están en Veracruz, así como su emoción por ese viaje acompañado de Howard que lo enfrentará con su pasado que tiene mucha relación con España.

La novela ganó el Concurso Generoso Gómez Cañizo 2015 y describe escenas como esta: “Contreras Ojeda asintió satisfecho y continuó avanzando gritando vivas a México y maldiciendo a los norteamericanos. La columna de defensores se prolongaba desde la Prisión Militar en la calle de Ocampo y giraba hacia el Norte, desembocando en la Avenida 5 de Mayo. Al colocarse a la cabeza, desenfundó su sable de mando y ordenó a sus hombres marchar. Desde los balcones y azoteas de ambas aceras, pudo ver cómo se asomaban hombres y mujeres para saludarlos; algunos mostraban orgullosos las armas que tenían preparadas”.

Relacionar a España en el relato, tiene mucho sentido ya que en ese periodo, varios españoles del puerto lo defendieron como cualquier otro mexicano que ama a su país, según destacó Vivar quien agregó que “quien liberó a Veracruz de la ocupación estadunidense, fue don Venustiano Carranza. El acto heroico pasó desapercibido porque al final de la ocupación y el retiro de tropas estadunidenses Obregón lo manda matar. Es un hecho que no se trata en los libros de historia y quedó en el olvido”.

Vivar comentó que el propósito de la novela, sobre todo en estos tiempos de Donald Trump, es “hacer un homenaje a un pueblo valeroso pues en Veracruz no participaron tanto los soldados; el ejército se retira, solo queda un batallón, los cadetes de la escuela naval. Ante esta situación los pobladores deciden liberar a los presos de San Juan de Ulúa; para que tomen las armas y puedan enfrentar también a las tropas estadunidenses. Fue un capítulo que debería servir de ejemplo de lo que puede ser una identidad social, por la cual sentirnos orgullosos”.

El también autor de guiones cinematográficos y profesor en varias instituciones en Ciudad Guzmán, dijo que el centenario de este acto en Veracruz, pasó desapercibido. “En aquél lejano 2014 Estados Unidos vio la oportunidad de adueñarse de los pozos petroleros ya que el país estaba hecho un caos, lo interesante es que casi no hay información de esto en español, pues la mayoría de las fuentes que yo consulté están en inglés”.

Barcos de lejana memoria contiene algunas fotografías de la época quemuestran ese escenario de guerra que le inspiró al autor.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.