Los músicos creativos resisten el embate comercial: Mili Bermejo

Junto al contrabajista Dan Greenspan, la cantante lanza 'Arte del Dúo', al que considera "una manera de reinventarse, cuando la vida y el mundo se ponen tan absurdos".
La cantante y el contrabajista iniciaron su relación musical en 1981.
La cantante y el contrabajista iniciaron su relación musical en 1981. (Foto: Cortesía Mili Bermejo )

Ciudad de México

El pasado 22 de diciembre Jon Garelik, del Boston Globe, incluyó Arte del dúo (Pentagrama, 2016), de la cantante Mili Bermejo y el contrabajista Dan Greenspan, entre los mejores diez discos de jazz del año. “Esta grabación es una pequeña joya, audaz y atrevida en su sencilla intimidad y profunda en su jubilosa ejecución”, escribió el periodista.

TE RECOMENDAMOS: Dizzy Gillespie al estilo latino de Raúl Gutiérrez

Desde su casa en Boston, donde radica desde hace varios años, la cantante y maestra en el Berklee College of Music dice en entrevista con MILENIO que conoció a Greenspan en 1981 en el New England Conservatory. “Ahí empezó todo: no la acción personal, puesto que luego nos casaríamos, sino que fue mi tabla de aprendizaje. De inmediato me junté con músicos estadunidenses porque quería romper con todo lo que había aprendido. Quería convertirme en jazzista y para eso tenía que involucrarme profundamente”.

"Mi gran satisfacción es ver este proyecto en un disco, porque todo era muy riesgoso"

Fue un periodo de intenso aprendizaje, “de tocar, tocar y tocar, cometer errores y conocer nuevas cosas. Era una época riquísima: eran los años de Chick Corea, Wayne Shorter, Herbie Hancock, McCoy Tyner y otros. Estábamos haciendo todas esas canciones armónicamente retadoras. Fueron años hermosísimos de formación”. 

Bermejo considera que Arte del dúo “es resultado de toda una vida. Para llegar a esta simplicidad en unas canciones armónicamente complejas y crear un lenguaje diferente, tuve que adaptar a lo mío, y en español, todo lo que había aprendido en el jazz. En un momento dado tuvo sentido cantar en español y lo continúo haciendo por necia, pero arreglando y armonizando de una manera que no lo haría quien no es cantante de jazz”. 

Ambos músicos han coqueteado antes con el dueto, explica: “En los tríos o cuartetos siempre hay momentos de bajo y voz. En 1998 vino el primer disco de bajo y voz, Dúo, grabado en la disquera de Gunther Schuller, GM Records. Después seguimos con otros proyectos”.

["Las orillas del mar", del disco Arte del dúo]

Con la segunda elección de George Bush, Mili y Dan se alejaron de la música. “Después del 11 de septiembre, el ambiente empezó a transformarse y ya no había oportunidades de tocar; la cultura no era apoyada y empezamos a frustrarnos. Iniciamos el proyecto de una granja alternativa para hacer pan, cultivar nuestros vegetales y construir nuestra casa. Eso nos alejó un rato, pero el mismo placer de ver crecer flores y de cosechar verduras nos hizo regresar a la música. Tuve que expresar toda esta realidad que me daba esperanza y un placer diferente”.

En Arte del dúo incluyó cinco composiciones nuevas, como “No dejo de quererte”, dedicada a su hermano el guitarrista Miguel Bermejo, fallecido en 2003. “Décima muerte I y II” adapta la poesía de Xavier Villaurrutia, canción que le había encargado su hermana Margie, pero que no pudo utilizar para un proyecto que exigía canciones originales. “Incluí también ‘La casa del árbol’, ‘Los que se aman’, que es un huapango con una armonía muy especial, y ‘Cosecha’”.

“Las orillas del mar” fue escrita por Hafez Modirzadeh, “compositor iraní- estadunidense que compone de la manera más moderna, ya que fue alumno Ornette Coleman: mezcla la música iraní con el jazz de vanguardia. Es una música extraordinariamente difícil”.

La canción de Michel Legrand, “Windmills of Your Mind”, incluye un ostinato tocado por Daniel que, asegura Mili, “es como una invención de Bach constante. Si la oyes con cuidado, la melodía está flotando en esta línea. Todo esto que te cuento implica retos musicales que te exigen ser versátil. No hay nunca donde esconderse”.

[Mili Bermejo y Dan Greenspan interpretan "Los que se Aman", en Cambridge, Massachusetts]

Proyecto profundo

Mili Bermejo asegura que Arte del dúo “es una manera de reinventarse, cuando la vida y el mundo se ponen tan absurdos. Nos ha dado como resultado el placer musical. La música creativa es cada vez menos visible, porque no hay lugares donde tocar. Para mí la música es una resistencia vital. Los músicos creativos resisten el embate comercial. Si no eres reconocido por los premios Grammy no eres nadie, y los Grammy se han convertido en algo muy comercial, con respeto a todos los músicos. No hay suficiente espacio para reconocer toda la música creativa que existe”.

Son palabras en las que no hay sombra de resentimiento: “Ya estuvimos resentidos, ya nos curamos, ya crecimos, ya no nos importa. Veo el mundo de otra manera. Mi gran satisfacción es ver este proyecto en un disco, porque todo era muy riesgoso. Fue un proyecto lindísimo y profundo que se hizo en cuatro sesiones con un ingeniero mexicano, Antonio Oliart, quien ha grabado muchos de nuestros proyectos. Terminar el disco fue increíble, y volver a caer en manos de Pentagrama tiene sentido”.

Escucha aquí el disco completo:

   


ASS