Japoneses impulsan educación entre vecinos de Acacoyagua

Hace 30 años solo se impartían clases de forma voluntaria en este poblado chiapaneco, pero el empresario mexicano-nipón ayudó a impulsar este sector y lo hace hasta ahora.
Revelación de placa en honor a Carlos Kasuga; al acto acudieron familiares del empresario.
Revelación de placa en honor a Carlos Kasuga; al acto acudieron familiares del empresario. (Araceli López)

Acacoyagua, Chiapas

El profesor jubilado de la escuela secundaria Centenario de los Migrantes Japoneses, Jesús Niño, señaló que hace más de 30 años la educación en el municipio de Acacoyagua, Chiapas, se impartía de forma voluntaria, ya que no había personas interesadas en dar clases, hasta que los nikkei comenzaron a apoyar a ese sector.

El empresario mexicano- japonés, Carlos Kasuga es hasta la actualidad uno de los más grandes impulsores de la educación en ese municipio, sin embargo, sus enseñanzas están basadas en sus principios y valores.

La  ex presidenta del Consejo Directivo del Liceo Mexicano Japonés, María Teresa Kasuga, relató a MILENIO que la primera vez que su hermano visitó Acacoyagua se impresionó de que hubiera chiapanecos con características asiáticas que no tuvieran vinculación con ese país.

“Si bien estos jóvenes con rostros nipones no tenían ninguna vinculación con Japón, él decía que debía aportar sus experiencias y aprendizajes para que esas semillas crecieran sanas y dieran buenas cosechas”, señaló.

Kasuga detalló que su hermano se inspiró en el hecho de que los primeros migrantes japoneses llegaron a tierras acacoyaguenses y fueran bien recibidos; entonces como forma de agradecimiento, se decidió a apoyar y estar pendiente de cómo se forja la educación en los distintos niveles escolares de esa comunidad.

Señaló que para el empresario es de gran importancia forjar una cultura en los niños desde que entran a preescolar, ya que son los que manejarán al país en los próximos años.

“A él le entusiasma mucho ver cómo los niños se desarrollan profesionalmente, no por satisfacer a alguien, sino por elección propia. Carlos siempre ha dicho que la limpieza y la educación son lo más importante. A través de la educación como se va forjando la juventud a la semilla que daría el fruto en el futuro”, detalló.

María Teresa hizo hincapié en que Kasuga incentiva a los alumnos de las escuelas beneficiadas a tener buenas calificaciones, a ser ordenados y responsables con premios e invitaciones a la Ciudad de México para los mejores promedios, que regularmente, asegura, son más de 100, además de visitas al Liceo mexicano-japonés y otras instituciones.

“Para él es muy importante que los jóvenes de esta comunidad conozcan parte de la cultura japonesa por medio de la música, la comida, museos, entre otras cosas, que más que presionarlos, son inspirados por él para que busquen su bienestar ”, planteó.

Aseguró que siempre ha tenido una visión solidaria y humanitaria que ha traspasado fronteras y ha permitido que Kasuga oriente a los jóvenes chiapanecos y del mundo por medio de conferencias.

Puntualizó que Carlos Kasuga no cobra sus exposiciones en público para instituciones públicas; sin embargo, el dinero recaudado en las empresas privadas es destinado a la mejora de las escuelas de Acacoyagua.

“No se trata de un plan-calidad, sino de un plan-compromiso y la gente aprende a vivir con esos principios y esa costumbre se va expandiendo a otras comunidades y a otros estados”, aseveró.


Homenajes

El embajador de Japón en México, Akira Yamada, acompañado del presidente municipal de Acacoyagua, Eli Matías, y de la Asociación mexicana-Japonesa colocó una ofrenda floral en el Parque Enomoto, en conmemoración del 120 aniversario de la llegada de los primeros migrantes de ese país a México.

Posteriormente develaron dos placas conmemorativas, una en honor a los 35 migrantes japoneses que se asentaron en ese municipio, ubicado en el Soconusco, de Chiapas, y otra para celebrar y agradecer el apoyo del empresario nipón a la comunidad.

En el festejo estuvieron presentes la familia Kasuga, así como los estudiantes beneficiados y autoridades regionales.

En un acto previó a dicha conmemoración, el presidente municipal de Tapachula, Neftalí del Toro, señaló que el municipio se ha destacado por ser un destino turístico para visitantes y la tierra de esperanza para los migrantes. En Tapachula las puertas de Chiapas “siempre estarán abiertas para los migrantes que buscan oportunidades en México.

“La comunidad japonesa ha generado una sinergia con la participación de la ciudadanía chiapaneca, son muy activos y tener aquí al embajador y al viceministro nos confirma que la relación de ambos países sigue avanzando y arrojando frutos que benefician a ambas naciones”.