• Regístrate
Estás leyendo: IPN llega a la final del concurso europeo Ciencia en Acción 2014
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 12:38 Hoy

IPN llega a la final del concurso europeo Ciencia en Acción 2014

Proponen colocar satélites en el espacio a través de la explicación del movimiento orbital, de acuerdo con la teoría del cañón de Newton.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Estudiantes de bachillerato del Instituto Politécnico Nacional participarán en la final del Concurso Ciencia en Acción 2014, que se realizará en Barcelona, España, del 3 al 5 de octubre, con un trabajo de astronáutica que propone colocar satélites en el espacio a través de la explicación del movimiento orbital, según la teoría del cañón de Newton.

Bajo la modalidad Indaga en Astronáutica-Adopta una Estrella, los estudiantes Cristina Sarahí Espinosa, Adair García y Carlos Uriel Ibarra, asesorados por el profesor Juan Carlos Estrada, del Centro de Estudios Tecnológicos (CET-1) Walter Cross Buchanan, llegaron a la final de la torneo por la calidad científica y originalidad de su proyecto.

Los jóvenes explicaron que la teoría del cañón de Newton responde a la pregunta de por qué la Luna no choca contra la Tierra si se encuentra en una caída perpetua. “Newton describió que si se colocaba un cañón en una montaña muy alta sobre la Tierra y se disparaba con una determinada velocidad, el proyectil quedaría atrapado en el campo gravitacional de la Tierra, trazando una órbita circular fija, en una caída continua”, comentaron.

Los estudiantes del quinto semestre de la carrera de técnico en automatización y control eléctrico industrial explicaron que para colocar un objeto en órbita a través de una caída infinita sería necesario que el proyectil fuera lanzado hacia la ionosfera a una velocidad de siete mil 300 metros sobre segundo.

Calcularon que si se desarrolla correctamente esta tecnología, puede considerarse seriamente la posibilidad de reducir la utilización de combustible para los propulsores de cohetes, en virtud de que los objetos lanzados al espacio serían capaces de trazar su órbita como lo hacen los satélites naturales.

También indicaron que el campo gravitacional de la Tierra se puede comparar con el campo magnético que produce una bobina toroidal (circular), también llamado anillo de Rowland, y para ejemplificarlo, trabajan en la elaboración de una maqueta de pruebas que simulará la puesta en órbita de un proyectil que será atrapado en una caída libre dentro de las espiras de la bobina, según la teoría del Cañón de Newton.

“Para que la bobina toroidal funcione, necesitamos transformar y rectificar la corriente directa con diversos dispositivos electrónicos como son transformadores, circuitos rectificadores, reductores y relevadores de voltaje, así como un pequeño electroimán que simulará el cañón”, detallaron.

Para los jóvenes es un honor y una gran responsabilidad representar al IPN y a México en un concurso científico europeo, por lo que se esmeran en la presentación del tema y en la construcción del prototipo que será exhibido durante la celebración del certamen que tendrá como sede el Museo de la Ciencia de la Obra Social, conocido como CosmoCaixa.

El Concurso Ciencia en Acción es un evento científico internacional con 13 modalidades, dirigido a profesores y alumnos de ciencias de todos los niveles de países de habla hispana o portuguesa en todo el mundo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.