• Regístrate
Estás leyendo: Investigan en Alemania el ADN de Chak Pet
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 20:23 Hoy

Investigan en Alemania el ADN de Chak Pet

Es la vida aldeana en la Huasteca prehispánica, que integra importantes piezas prehispánicas, que han atraído a los arqueólogos y  antropólogos, desde su hallazgo.

Publicidad
Publicidad


En el Palacio Municipal de Altamira, Tamaulipas, se exhibe la muestra “Chak Pet, la vida aldeana en la Huasteca prehispánica”, con 19 piezas prehispánicas provenientes de una de las primeras aldeas del Preclásico, de la región Huasteca.

En Alemania no se exhiben, pero están los restos humanos hallados en el mismo lugar, y los cuales son analizados para conocer más del origen de esta civilización antigua.

TE RECOMENDAMOS: Busca Altamira el museo Chak pet

Los objetos fueron extraídos del sitio arqueológico conocido como Chak Pet, tortuga roja en lengua huasteca, una aldea poblada entre el año 900 a.C. y el 200 d.C., en el cual fueron descubiertos más de 400 entierros humanos, de los que se extrajo ADN para analizarlo en Alemania.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que, desde el 2006, arqueólogos y antropólogos investigan el lugar ubicado al sur de Tamaulipas, en una loma frente a la playa Tesoro, en Altamira.

De las figuras en exhibición destacan instrumentos musicales, como una flauta de doble tubo, que puede ser tocada, después de una restauración, así como la esculturilla de una mujer embarazada, en una actitud reflexiva.

De igual forma se encuentran dijes de piedra verde, posiblemente originarios de Guerrero o Guatemala, así como piezas de cerámica local Prisco Negro, cuyo estilo tiene estrecha similitud con la cerámica de Kaminaljuyú, una aldea maya de Guatemala, contemporánea de Chak Pet.

TE RECOMENDAMOS: Saquean 10 sitios arqueológicos de la Huasteca

El director de la investigación, Gustavo A. Ramírez Castilla, explicó que es la primera aldea que se explora de manera extensiva, donde se logró obtener ADN de cuatro esqueletos, de los cuales se realizaran estudios más complejos en conjunto con el Instituto Max Plank para la Ciencia de la Historia Humana, en Jena, Alemania.

“El INAH envió siete muestras para un estudio genético de los pobladores ancestrales de Chak Pet, a fin de saber, entre otros aspectos, si también a nivel biológico se compartieron linajes genéticos con los mayas”, apuntó el miembro del Centro INAH-Tamaulipas.

ELGH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.