Contra el ébola, es inútil matar murciélagos: experto de la ONU

Andreas Streit, integrante del programa para el medio ambiente, explica que apenas uno de cada mil megaquirópteros porta el virus.
Estos animales son polinizadores, eliminarlos dañaría severamente su ecosistema.
Estos animales son polinizadores, eliminarlos dañaría severamente su ecosistema. (Especial)

Bonn

La erradicación del tipo de murciélago al que se atribuye la transmisión del virus del ébola en el oeste de África no es una opción, anunció el  funcionario de las Naciones Unidas Andreas Streit.

“Estos sacrificios masivos no tendrían ningún sentido”, porque no cambiarían en nada la situación actual, sostuvo el secretario ejecutivo del Eurobats, que es un acuerdo internacional vinculante administrado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Según Streit, el virus ahora se transmite entre seres humanos y, en una colonia de alrededor de 10 mil murciélagos megaquirópteros, están infectados un máximo de 10 animales.

Esta cifra es demasiado alta, señaló el virólogo alemán Christian Drosten. El experto sostuvo que se trata de un problema de medicina humana que nada tiene que ver con los megaquirópteros.

El megaquiróptero o murciélago de la fruta está considerado el portador del virus de ébola. Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine indica que un niño de dos años pudo ser el primer infectado en la epidemia; sin embargo, se desconoce si lo hizo comiendo fruta contaminada.

Los expertos alemanes creen factible que un megaquiróptero haya podido estar al principio de la cadena de infección y consideran como opción que alguien se infectara al entrar en contacto con la carne cruda o la sangre de un ejemplar.

Estos animales que se alimentan de frutas son polinizadores y propagadores de un gran espectro de semillas que podrían ser importantes a nivel económico para la región: “No se puede sustituir este papel en el ecosistema. Se dañaría seriamente la naturaleza”, explicó el experto.

Los virólogos descartaron que el virus se transmita a través de las heces fecales de los animales.

Ébola llega a Senegal

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó el primer caso de ébola en Senegal, el cual es considerado “emergencia de máxima prioridad”.

La OMS indicó en un comunicado que un equipo médico “clave” del organismo ha sido desplegado en Senegal y que el virus fue importado a la ciudad de Dakar por un joven de 21 años procedente de Guinea.

El joven fue atendido el 23 de agosto en un centro médico, pero lo dieron de alta porque lo síntomas se confundieron con los de malaria, pero ingresó en otro hospital el 26 de agosto.

En ese lugar fue lanzada la alerta por contagio del ébola; sin embargo, el joven se escapó del sistema de vigilancia en Conakri, Guinea, y mantuvo contacto directo con un enfermo infectado por esta grave fiebre hemorrágica.