La insuficiencia renal crónica tiende a duplicarse en 10 años

La elevada incidencia está vinculada con males como diabetes, hipertensión arterial, sobrepeso y obesidad, alertan expertos en el Día Mundial del Riñón.
El costo de tratamiento y fármacos puede llegar a 288 mil pesos anuales cuando el padecimiento está en etapa avanzada.
El costo de tratamiento y fármacos puede llegar a 288 mil pesos anuales cuando el padecimiento está en etapa avanzada. (Shutterstock)

México

La insuficiencia renal crónica (IRC) es una enfermedad degenerativa que tiende a duplicarse en México en menos de una década, y significa que habrá hasta 260 mil pacientes que requieran diálisis o trasplante.

La Fundación Mexicana del Riñón (FMR) explicó que, según un comparativo internacional del Sistema de Datos Renales de Estados Unidos, la incidencia en México es la más alta.

La fundación calcula que la enfermedad puede afectar a 12 millones (alrededor de uno de cada 10 habitantes) y en breve puede duplicarse el número de enfermos.

De acuerdo con esa fundación, la elevada incidencia en el país está directamente relacionada con enfermedades como diabetes (que afecta a 14 por ciento de la población adulta), hipertensión arterial (30 por ciento), así como sobrepeso y obesidad (70 por ciento).

Comparación

En Estados Unidos se contabilizaron 362 casos por cada millón de habitantes con la también llamada enfermedad renal crónica en 2007; para 2011 sumó 373 casos por cada millón de habitantes, lo que muestra una incidencia estable.

Por su parte, Taiwán, el país con la segunda mayor incidencia después de México, pasó de 418 casos a 361 casos por cada millón de habitantes en el mismo periodo, disminuyendo sensiblemente la presencia de la enfermedad.

"De permanecer su ritmo actual de crecimiento, en menos de siete años se volverá a duplicar el número de enfermos renales en México que requerirán tratamientos costosos para seguir viviendo", sostuvo John Gardner, presidente de la FMR, en el contexto del Día Mundial del Riñón.

En el país faltan estadísticas oficiales, pero solo en Jalisco, que sí tiene un censo del problema, se contabilizaron alrededor de 200 casos por cada millón de habitantes en 2001, mientras que en 2011 fueron 527 casos por cada millón de habitantes (2.6 veces más en una década).

Además, "la falta de un registro adecuado hace suponer que la cifra de pacientes con IRC es mucho mayor", aseguró Gardner.

Según cifras del Instituto Nacional de Salud Pública, la IRC es responsable de una de cada cuatro muertes entre diabéticos y de 28 por ciento entre hipertensos. En 2005 130 mil mexicanos con IRC ya requerían tratamiento sustitutivo a través de diálisis o trasplante de riñón.

"En la actualidad esta cifra debe ser considerablemente superior", alertó Gregorio Obrador, nefrólogo, patrono fundador de la FMR y director de la escuela de Medicina de la Universidad Panamericana.

Acceso a tratamiento

Al ser una enfermedad crónica avanzada solo puede tratarse a través de diálisis, hemodiálisis o trasplante, procedimientos que resultan onerosos. "Desafortunadamente solo uno de cada dos mexicanos con enfermedad renal crónica avanzada tiene acceso al tratamiento sustitutivo", agregó Obrador.

"El costo económico de atender la enfermedad renal de un paciente que recibe diálisis en el sector público se calcula en 159 mil pesos anuales y en el sector privado puede alcanzar los 168 mil pesos anuales, según un estadio de la UNAM. Este estimado no incluye medicamentos, cuyo costo va de los 60 mil a los 120 mil pesos al año", dijo Leopoldo Garvey, director de la FMR.

Ante ello, la fundación lanzó un llamado de alerta para prevenir la enfermedad y los directivos sostuvieron que es indispensable mejorar los hábitos de alimentación de los mexicanos, entre los que destaca mantener una hidratación adecuada, además de erradicar el sedentarismo y evitar la ingesta de medicamentos potencialmente dañinos.

Además, en personas con antecedentes familiares de diabetes e hipertensión es indispensable generar una cultura de detección temprana.

"Especialmente en la población infantil, la detección y educación pueden tener un gran impacto, pues ello puede evitar que la insuficiencia renal llegue a manifestarse", finalizó Gardner.

La FMR realizará diversas actividades en pro de la salud. El 12 de marzo, en alianza con la National Kidney Foundation de Estados Unidos, se realizará un KEEP (test de evaluación temprana renal) para detectar la IRC en 100 niños con factores de riesgo en el Hospital Infantil Federico Gómez.

El 14 de marzo, en colaboración con la Sociedad de Asistencia Panamericana se realizará un KEEP para adultos en las instalaciones de Universidad Panamericana y el 18 de marzo, con la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, se dará capacitación a un centenar de médicos de primer nivel para propiciar el diagnóstico oportuno.