Infraestructura y capacitación fallan contra el cáncer

En el día mundial, los especialistas del sector salud reconocen varias carencias, como la falta de instalaciones, equipo o médicos capacitados en el primer nivel de atención.
Abelardo Meneses, director del Incan, aseguró que lo expuesto se tomará en cuenta para un plan nacional.
Abelardo Meneses, director del Incan, aseguró que lo expuesto se tomará en cuenta para un plan nacional. (Juan Carlos Bautista)

México

Líderes y expertos de IMSS, Issste, Secretaría de Salud (Ssa), Marina e institutos nacionales efectuaron en el Día Mundial contra el Cáncer un diagnóstico crítico sobre los motivos por los cuales fallece 60% de las 150 mil personas que se diagnostican al año en el país.

En el foro Política de prevención y diagnóstico precoz del cáncer en México, organizado por el Instituto Nacional de Cancerología (Incan), se reconocieron la falta de infraestructura y de médicos generales capacitados, quienes tardan hasta siete meses en mandar a un paciente con un especialista.

Abelardo Meneses, director general del Incan, dijo que “cada una de las expresiones vertidas en este foro se presentarán a la Ssa, a los legisladores y a los gobiernos estatales”, para crear el Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer que ordenó el presidente Enrique Peña Nieto.

Meneses anunció que el 23 de febrero arrancará el primer censo nacional sobre la prevalencia de neoplasias, iniciando en las ciudades de Monterrey, Guadalajara y Mérida para generar estadísticas confiables.

“Es necesario que la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Agricultura, el Congreso de la Unión y los gobiernos estatales participen”, destacó Meneses.

Diagnóstico deficiente

Karla Unger, investigadora del Incan, señaló al debatir sobre la falta de capacitación: “Los médicos de primer contacto no piensan en cáncer y no piden los estudios pertinentes para descartarlo, por ejemplo, en una mujer con una bolita en el seno”.

Por esa falta de conocimiento, agregó Unger, “no aceleran el proceso de que lleguen al tercer nivel y ahí se pierde un tiempo valioso que puede significar que se pase de una etapa clínica inicial a una avanzada, y en lugar de que reciba un tratamiento a tiempo con altas probabilidades curativas, recibe uno de contención con un pronóstico reservado”.

Otro problema expuesto en el foro fue que algunos especialistas tienden a leer de manera inadecuada los estudios debido a que muchas de las máquinas que utilizan están mal calibradas. Pero lo más grave, señalaron los expertos, es que muchos mexicanos no tienen posibilidad de acceso a un análisis debido a que los principales centros oncológicos están en Monterrey, Guadalajara y el DF.

Miguel Quintana, capitán y oncólogo del Hospital Naval, explicó que en las fuerzas armadas sucede que en “las poblaciones más alejadas, como Matamoros, Puerto Peñazco, Santa Rosalía, mucha gente se queda sin acceso a este tipo de servicios de atención básicos, como papanicolau o mastografías, lo que hace que no llegue a una atención oportuna”.

Educación y dinero

Luz Myriam Reynales, del Instituto Nacional de Salud Pública, y Aura Erazo, subdirectora de Enseñanza e Investigación del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, subrayaron que no se pueden vencer obstáculos cuando la educación no se da, tanto a la población como al personal médico.

Comentaron que hay una revisión de las normas sobre prestación de servicios de calidad, pero “no basta con dar vacunas contra el VPH, cuya cobertura es amplia, sino seguir fortaleciendo la prevención”, dado que los resultados de la efectividad de esta inmunización se verán dentro de 15 años.

En el debate, Patricia Volkow, infectóloga del Incan, explicó que resulta complicado que los mexicanos coman sano, como pretenden las autoridades, “cuando uno de los problemas que tienen las familias es que cuentan con un salario mínimo que no les permite acceder a alimentos para esa dieta saludable”.

A ello se suma, según Volkow, que existe “un divorcio, un problema de desarticulación entre los mensajes que dan a la población el sector académico y de salud, y las empresas que promueven el consumo de alimentos que no son sanos”.

Al respecto, Juan Aguilar Zinser, miembro del Departamento de Oncología del Incan, añadió que, además, si en la industria de alimentos y bebidas altamente calóricas existe este tipo de permisividad, “también lo hay cuando se trata de tabaquismo. Se antepone el bien comercial siendo tolerantes con una sustancia dañina”.

• • •

Repartirán un millón de guías gratuitas

En el foro Política de prevención y diagnóstico precoz del cáncer en México, el Patronato del Incan presentó la primera Guía médica del cáncer, que se distribuirá de manera gratuita en MILENIO Diario, así como en tiendas de autoservicio. Serán 10 tomos, que saldrán cada tres o cuatro semanas, de los que se espera que lleguen hasta los hogares un millón de ejemplares.

Alfredo Cantú, director ejecutivo del Patronato del Incan, aseguró que se trata de la primea guía que ofrece, de manera general, información básica sobre qué es el cáncer, cómo detectarlo, a dónde acudir y cómo se puede prevenir.

Los volúmenes, que forman parte de la campaña del patronato Un Minuto contra el Cáncer, también compilan información sobre los tumores más prevalentes, la forma de ayudar como familiar a los pacientes y varios aspectos esenciales en la prevención de la enfermedad.

Cantú destacó que “por primera vez en México se pone a disposición una guía destinada a la prevención.

“Queremos que durante un lapso aproximado de seis meses se llegue a las familias, a la gente, con un tema particular. Toda la información está validada, documentada y cuenta con la asesoría de especialistas; pero también está en un lenguaje sencillo”, afirmó.

• • •