• Regístrate
Estás leyendo: El Incan y la CdMx se unen para difundir la voluntad anticipada
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 05:12 Hoy

El Incan y la CdMx se unen para difundir la voluntad anticipada

Han expedido 5 mil 729 certificados desde 2008. Buscan dar a enfermos terminales mayor acceso a cuidados paliativos.

Publicidad
Publicidad

El Instituto Nacional de Cancerología (Incan) y la Secretaría de Salud de la Ciudad de México firmaron un convenio de colaboración para formar médicos y difundir entre pacientes oncológicos desahuciados el programa de Voluntad Anticipada, para que puedan "morir con dignidad, sin sufrimiento ni ensañamiento médico" y accedan a cuidados paliativos integrales, así como a morfina en su domicilio.

Luego de la firma del convenio con el director general del Incan, Abelardo Meneses, Armando Ahued, secretario de Salud capitalino, explicó que desde 2008, cuando se aprobó la Ley de Voluntad Anticipada, hasta junio de este año se han extendido 5 mil 729 certificados, de los cuales mil 465 se realizaron en instituciones de salud federales como IMSS, Issste, Pemex y Cancerología.

En el acto, Meneses comentó que el Incan "es de los pocos en México, incluso en América Latina, que ofrece cuidados paliativos y que ha suscrito 15 por ciento del total de los certificados de Voluntad Anticipada, una opción necesaria cuando 70 por ciento de sus pacientes llega en etapas muy avanzadas.

Casi todos los que piden el documento son enfermos crónicos y desahuciados por diversos padecimientos, principalmente cáncer, que fallecerán en un plazo de entre 40 y 180 días.

Pero también, abundó Ahued, ha sido firmado por gente sana —como lo hizo él— para señalar el camino legal que debe seguir la familia para donar órganos y, por supuesto, para no someter a la persona a un "encarnizamiento médico" en caso de sufrir alguna enfermedad terminal o tener muerte cerebral por accidente.

El documento legal, explicó el funcionario de la CdMx, es esencial para acabar con la "medicina dedicada a curar a toda costa a los enfermos, prolongando su dolor y sufrimiento, manteniéndolo con vida, muchas veces, con métodos agresivos" que lesionan la moral de la familia y también las finanzas públicas, dado que tenerlos en terapia intensiva tiene un costo de entre 60 mil y 300 mil pesos por día.

La Ley de Voluntad Anticipada, abundó, también contribuirá a hacer frente a un problema que enfrenta México, ya que de las 600 mil muertes anuales, según la OMS, 300 mil requirieron de cuidados paliativos. En 2030 será peor, dado que 20 por ciento de la población será adulta mayor.

En México hay 11 millones de adultos mayores, pero esa cifra "la vamos a triplicar en 14 años y lo preocupante es que muchos llegarán a la tercera edad con enfermedades crónicas y degenerativas para las cuales no habrá cura ni tratamientos", señaló.

Por ello, dijo, resulta esencial promover y difundir los cuidados paliativos, formar al personal médico en la intervención de pacientes terminales y vincularse con instituciones de excelencia como el Incan, para proteger al paciente y a la misma familia.

"La norma garantiza no abandonar al paciente, permite modificar la atención para aliviar el sufrimiento, mejora la calidad de vida en etapa terminal y protege la dignidad. ¡Humaniza la muerte!", destacó tras referir que en la Ciudad de México desde 2014 han atendido a 242 pacientes, de los cuales 108 siguen con vida, llevándoles tanatólogos, nutriólogos, enfermeras y hasta morfina para aliviar el dolor.

Este documento notarial, cuyo costo oscila los mil 200 pesos, también protege a los médicos de posibles demandas interpuestas por familiares del paciente que se pueden inconformar porque "no se le hizo nada".

Ferdinard Recio, responsable del programa de Cuidados Paliativos en la CdMx, explicó que cada uno de los 108 pacientes que atienden representa una inversión de 5 mil a 8 mil pesos mensuales, incluyendo el deslazamiento al hogar de especialistas, psicólogos y morfina, en parches o inyectada.

Claves

Estadísticas

• El secretario de Salud capitalino, Armando Ahued, señaló que, según la OMS, solo uno de cada 10 enfermos terminales tiene acceso a cuidados paliativos, por lo que es de suma a importancia de difundir la Voluntad Anticipada.

• El documento también se puede tramitar en buen estado de salud para prever casos de muerte cerebral accidental y 50 por ciento de quienes lo han suscrtito aceptó donar sus órganos.

• De los 5 mil 729 certificados otorgados 89.4 por ciento corresponde a personas mayores de 50 años y 55 por ciento son mujeres.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.