El INAH cumplirá sus metas: Diego Prieto

El Museo de Arte Rupestre en BCS y la zona Paleontológica de Rincón de Colorado en Coahuila, entre los objetivos.
“Queremos una antropología que regrese a la idea de investigación en un sentido integral”.
“Queremos una antropología que regrese a la idea de investigación en un sentido integral”. (Nelly Salas)

México

El antropólogo social y nuevo director del INAH, Diego Prieto, asegura que se cumplirán los compromisos contraídos por el presidente Enrique Peña Nieto, pese a que la Secretaría de Cultura sufrió un decremento del 21.1 por ciento en su presupuesto de este 2017.

Entre las promesas del presidente Peña Nieto al comenzar su gestión —el 17 de enero de 2014— se refirió a la apertura al público de la primera zona del Patrimonio Paleontológico de Rincón de Colorado, en Coahuila, así como el Museo de Arte Rupestre, en Baja California Sur.

Al mismo tiempo, faltando dos años para concluir la presente administración, el también profesor-investigador del INAH confía en que podrá renovar la planta de investigadores del INAH que asciende a 850 especialistas.

En entrevista con MILENIO, Diego Prieto —quien el pasado 16 de enero fue nombrado director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)—abordó diferentes temas, pendientes y preocupaciones entre los trabajadores e investigadores.

Reiteró que el área es de gran importancia por la necesaria renovación de la planta de investigadores: "intentaremos lograr un esquema que favorezca una jubilación digna de nuestros investigadores de mayor edad, convocando a los que tengan más de 65 años edad. Su jubilación no se limitaría a lo que otorga el ISSSTE a cada pensionado, sino que seguirán percibiendo el monto del Sistema Nacional de Investigadores y su seguro de gastos médicos, con la certeza de que puedan seguir vinculados a las mismas tareas, porque también es necesario aprovechar su experiencia; todo eso lo estamos viendo con el sindicato, ya que estas acciones han funcionado en la Universidad Nacional Autónoma de México".

A unos días que el INAH cumpla 78 años de su creación, el próximo 3 de febrero, su nuevo director asegura que la planta de investigadores continuará igual, al tiempo que negó que los aproximadamente mil 200 investigadores que trabajan por proyectos se hayan quedado sin empleo: "lo seguirán teniendo, siempre cuidando que cumplan con el trabajo que se les ha asignado y cuidando el recurso".

El INAH, que según el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) recibirá 3,268.28 millones de pesos —15 por ciento menos recursos, o sea 580.48 millones de pesos—, es una institución que genera 210 millones de pesos tan sólo en visitas de extranjeros, afirma Prieto.

Respecto a las dudas sobre qué institución avalará los estudios de las escuelas del INAH, como la Escuela Nacional de Antropología e Historia, la Escuela de Antropología e Historia del Norte de México, la Escuela de Conservación y restauración de Occidente, y la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (Encrym), ahora que pertenecen a la nueva Secretaría de Cultura, ya que en ningún documento, llámese Decreto o Reglamento interno se aclara, dijo que la Secretaría de Educación Pública continuará siendo la que otorgue, como siempre lo ha hecho, los títulos y las cédulas profesionales.

Inversión en el INAH

En lo que resta de la administración, el Instituto Nacional de Antropología e Historia le apostará a la consolidación de la institución, sin dejar ningún cabo suelto, a decir de Diego Prieto.

"Apostaremos por un trabajo colectivo con programas de investigación que favorezcan la articulación de las distintas áreas y disciplinas de la antropología y la arqueología. Queremos una antropología que regrese a la idea de investigación en un sentido integral, a la construcción de marcos de interpretación y comprensión de la realidad del país, del pasado y su presente en sus diversas regiones, donde se configuren la riqueza étnica y lingüística de una manera más integral".

El director del INAH aclaró que por el momento no se contempla invertir recursos en otras zonas arqueológicas además de las 189 abiertas al público que existen en todo el país, aunque reconoce que son un polo de inversión y de generación de recursos.

Frente a la situación del país, y a que dentro del PEF no se contempla el apoyo a los estados en el terreno cultura, Diego Prieto dice que ha tenido ya acercamientos con algunos gobernadores para trabajar en conjunto.

"Acabo de estar con el gobernador de Yucatán para realizar una inversión de 70 millones de pesos en la región, particularmente en la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, con la Secretaría de Turismo, con el fin de mejorar sus servicios y ordenar al comercio ambulante, al que se le invitará a instalarse en un área en particular".

Dice que lo mismo hizo con los mandatarios estatales de Zacatecas para impulsar Teúl de González Ortega, que cuenta con importantes monumentos prehispánicos y, en el caso de Coahuila, analizó con el gobernador, la posibilidad de incorporar recursos de diversos orígenes para trabajar en la Zona Paleontológica de Rincón Colorado, que quedará lista en este sexenio.