• Regístrate
Estás leyendo: INAH encarece mantenimiento de edificios históricos
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 13:30 Hoy

INAH encarece mantenimiento de edificios históricos

Un fideicomiso acéfalo, falta de recurso, encarecimiento de materiales, limitan poder 'levantar' construcciones etiquetadas.

Publicidad
Publicidad

Al habernos declarado patrimonio histórico solamente tenemos obligaciones, mencionó la directora de la Casa Gándara, propiedad privada que, informó, fue incluida en el catálogo de inmuebles históricos hace más de treinta años por el INAH.

Carmen Sofía Gándara aseguró que al ser un bien particular no tienen acceso a ningún apoyo por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia y, aunque la finalidad del decreto es la preservación en su estado original, la declaración solo ha encarecido las obras de mantenimiento, "no tengo derechos, no tengo recursos, no tengo nada más que obligación de mandar oficios al hacer una reparación, debo poner placas señalando lo que no es parte de su etapa inicial, solo tengo obligaciones".

De acuerdo a Carmen, la propiedad tiene el número 058 en su ficha, lo que indica que fue una de las primeras construcciones a nivel nacional en formar parte del catálogo de monumentos históricos.

Explicó que la clasificación que posee es A1 siendo A, B o C los rangos para medir su relevancia en la historia donde A es la más importante y el número 1, 2 o 3 se obtiene de acuerdo a su tamaño y dimensión, "un ejemplo de otra edificación A1 son las pirámides de Teotihuacán, significa que estas instalaciones cuentan con un valor histórico, artístico y cultural inigualable".

Dijo que servicios como agua, luz y teléfono no representan un gasto mayor, "lo que sí representa una gran inversión es la rehabilitación", detalló que para arreglar cualquier desperfecto, ya sea un cristal quebrado o un trozo de madera apolillada, debe seguir un procedimiento que consiste en realizar un estudio de antigüedad, donde se especifica de donde y que materiales debe conseguir mismos que al ser obtenidos mediante complejos métodos, de épocas pasadas, resultan costosos después debe encontrar personal especializado y avalado por el INAH para que efectué los trabajos, "tengo que buscar un albañil aprobado por el instituto para que me pinte, y como ejemplo, algo que me podría costar un peso me termina costando tres o cuatro, es muy caro solucionar las averías en esta casa".

La titular expuso que la intensión de mantener funcionando la edificación es hacer que las personas, en especial los tampiqueños, conozcan un poco más sobre la historia de la ciudad y añadió que el sitio funge como un espacio para muestras, exposiciones y expresiones culturales y educativas.

"Recibimos todos los proyectos artísticos de forma gratuita, la única condición es la firma del contrato para protección de la propiedad que piden las autoridades, básicamente expone que si pones un clavo y rompes la pared debes repararla, es un requerimiento del INAH que nos exige detallar quien hizo el hoyito, como se hizo, porqué se hizo y como se va a reparar".

Carmen recordó que fue un 27 de junio, hace tres años, cuando un grupo de fotógrafos profesionales le solicitó su autorización para ingresar al inmueble y retratarlo permiso que retribuirían haciendo labores de limpieza al interior.

Cuando ella comenzó a publicar las imágenes a través de redes sociales recibieron muchos comentarios de personas interesadas y decidieron exhibir las fotografías dentro de dos habitaciones de la Casa Gándara, fue así como se reabrieron las puertas al público en general y a los artistas que buscan mostrar sus talentos.

"Hay muchas cosas que hacer en Tampico, a veces somos malinchistas y no nos damos el tiempo de recorrer nuestras calles, aquí vienes y conoces una edificación antigua", sostuvo que en Casa Gándara hay visitas guiadas donde te cuentan la historia y hay muestras donde permiten tocar objetivos, aprender y adentrarse en la estancia, "puedes pasar más de medio día recorriendo las recámaras y observando los artículos del recinto".

Manifestó que en este último trienio han recuperado los objetos que estaban en la vivienda original, mismos que vendieron por motivos personales, otros elementos los trajo de México y los demás son donaciones, "si tienes una máquina de escribir de tu tatarabuela y ya no sabes donde guardarla puedes traerla aquí como donación", mencionó que hay artículos en comodato y otros que han sido obsequiados para complementar la casa, "incluso ponemos tu nombre o el de tu familia en el objeto, aunque la mayor parte de los voluntarios prefieren el anonimato por cuestiones de seguridad".

Fue en septiembre del 2015 cuando el empresario Camilo Kuri renunció al cargo de presidente del Fideicomiso del Centro Histórico, cuya finalidad es restaurar y bajar recursos para el remozamiento de construcciones emblemáticas, y desde entonces nadie ha tomado el puesto.

Al respecto, el regidor perteneciente a la comisión de Desarrollo Económico, Miguel Pérez mencionó que la restauración de estos inmuebles que se encuentran en el primer cuadro de la ciudad no se podrá iniciar antes de que termine la presente administración debido a que no existe un organismo que gestione los fondos necesarios.

"El fideicomiso no tiene cabeza, urge que las autoridades designen a alguien que encabece la comitiva, ya que de otra manera no se podrá avanzar, hay edificios históricos que ocupan una manita de gato".

Agregó que este gobierno municipal dejará pendientes las mejoras en los monumentos que están localizados en la calle Aduana, "y no nada más es sobre esa arteria, partimos que se debe buscar apoyo económico alrededor de la plaza Hijas de Tampico que se acaba de construir" concluyó.



JERR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.