INAH abre cátedra sobre los afrodescendientes en México

Creada en conjunto con la UNESCO, la cátedra es un reconocimiento al trabajo de investigación que ha hecho el INAH para visibilizar a los afrodescendientes.
En la actualidad, de acuerdo con la encuesta intercensal de 2015, un millón 400 mil personas se autodefinieron como afrodescendientes en la República Mexicana.
En la actualidad, de acuerdo con la encuesta intercensal de 2015, un millón 400 mil personas se autodefinieron como afrodescendientes en la República Mexicana. (Especial)

Ciudad de México

Con la apertura de la Cátedra UNESCO Afrodescendientes en México y Centroamérica: reconocimiento, expresión y diversidad cultural, se reconoce la labor que ha desarrollado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en los últimos 25 años, para fortalecer la investigación, la divulgación y el trabajo académico sobre las contribuciones económicas, sociales y culturales de las poblaciones africanas y afrodescendientes en el país y en el centro del continente.

Durante la ceremonia de instauración, que se realizó este lunes en el Auditorio Fray Bernardino de Sahagún del Museo Nacional de Antropología, Aída Castilleja, secretaria técnica del INAH, refirió que a la Secretaría de Cultura y al Instituto les complace iniciar esta Cátedra UNESCO, "tarea que asumimos con responsabilidad y, en particular, nos congratula recibir este reconocimiento junto con el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), pues desde hace más de veinte años nuestros académicos han contribuido a fomentar y consolidar el estudio de los afrodescendientes en México".

TE RECOMENDAMOS: Bill Clinton coescribirá una novela de suspenso

A la apertura del evento académico también asistió Nuria Sanz, representante de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en México; María Elisa Velázquez y Nahayeilli Juárez, coordinadoras de la cátedra; Regina Martínez, directora académica del CIESAS; así como Quince Duncan, comisionado presidencial para Asuntos de la Afrodescendencia de Costa Rica y Alberto Barrow, del Observatorio Panamá Afro "Dr. George Priestley" de Panamá. Estos dos últimos encargados de las ponencias magistrales.

La secretaria técnica recordó que desde 1997, año en que se estableció el Seminario de Estudios sobre Poblaciones Africanas y Afrodescendientes en México, a cargo de la doctora María Elisa Velázquez, el INAH ha hecho suyo el compromiso de visibilizar y valorar su pasado y su presente. "Hospedar esta cátedra en la Escuela Nacional de Antropología e Historia del INAH en colaboración con el CIESAS, constituye una nueva razón para reforzar nuestro compromiso con la creación de conocimiento de calidad y la formación de jóvenes investigadores".

En este marco, se establecerá una Red de Sitios de Memoria de la Esclavitud, acto simbólico que servirá para romper el silencio en torno del flagelo de la esclavitud y honrar la vida pasada de millones de personas que fueron arrancadas de su continente de origen, así como de sus descendientes, quienes día a día contribuyen de muy diversas formas a la riqueza de nuestros países.

Por su parte, Nuria Sanz, representante de la UNESCO en México, señaló que en 1992 se creó este programa y ahora hay más de 700 cátedras en lo individual o en lo compartido con distintas academias nacionales en 116 países. "Para nosotros es muy importante que la afrodescendencia forme parte de un discurso multidimensional en la historia de las migraciones".

En su intervención, María Luisa Velázquez refirió que la cátedra dará continuidad a la investigación que realiza el instituto sobre afrodescendientes y tendrá como sede el posgrado de Historia y Etnohistoria de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), que tiene una línea de investigación sobre poblaciones afrodescendientes en México, así como en el CIESAS peninsular, con el cual compartirá talleres y seminarios.

Añadió que su instauración es un reconocimiento internacional al INAH que ha sido, quizás, la única institución a nivel nacional que se ha preocupado por desarrollar investigaciones que visibilicen a los afrodescendientes.

La cátedra estará dividida en tres ejes: la investigación histórica y contemporánea sobre poblaciones afrodescendientes, la formación de recursos humanos interesados en las problemáticas de este grupo y la creación de un programa de divulgación que sensibilice a los responsables de las políticas públicas sobre la importancia de fomentar el diálogo intercultural y una cultura de paz que socave al racismo.

María Elisa Velázquez dijo que los aportes de los africanos en México han sido fundamentales para la economía desde el período colonial, ya que sin ellos no se podría entender la minería ni la ganadería, incluso la agricultura. Además, apoyaron varios movimientos políticos como la Independencia; también dejaron su impronta en la música, en la danza y en toda la cultura popular, no sólo en la Costa Chica de Oaxaca, sino en todo el país.

En la actualidad, de acuerdo con la encuesta intercensal de 2015, un millón 400 mil personas se autodefinieron como afrodescendientes en la República Mexicana.


mrf