El IMSS quiere "calentar" sus teatros

En colaboración con la Secretaría de Cultura montará en principio cinco obras escénicas en 12 de esos recintos en el país, con costo de 10 millones de pesos.
Se pretende hacer promociones de boletos al 2x1, cortesías y pases baratos de temporada.
Se pretende hacer promociones de boletos al 2x1, cortesías y pases baratos de temporada. (Especial)

México

Con el propósito de reavivar la red de teatros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de agosto a septiembre próximos se llevará a cabo la primera parte de un proyecto denominado Giras Teatro en la Nación. Esta iniciativa forma parte de un convenio de colaboración con la Secretaría de Cultura y contempla, inicialmente, montar cinco obras en 12 teatros del país, con un costo de 10 millones de pesos.

En entrevista con MILENIO, el director de Prestaciones Económicas y Sociales del instituto, Igor Rosette Valencia, explicó que el monto de inversión de la estrategia de rescate de los teatros no es de 550 millones de pesos, como se informó en los medios de información a finales de abril, cuando a propósito del Día Internacional del Teatro el director general del IMSS, Mikel Arriola, anunció el paquete de prestaciones sociales.

De acuerdo con el funcionario, este paquete incluye cinco rubros: deporte, cultura, teatro, promoción de la salud y capacitación. Del monto anunciado, 550 millones de pesos, que representan 800 por ciento más de lo que se ha invertido en los últimos tres años en esa área, solo 10 millones de pesos son los que van a ser utilizados para la primera de las Giras Teatro en la Nación.

 “Estaremos presentando —dice Rosette Valencia— una obra por mes en cada uno de estos 12 teatros, con lo que queremos recuperar el apetito por el arte escénico, que se ha perdido, pues como algunos llevan mucho tiempo cerrados la gente ya ni se acuerda. Incluso hay ciudades donde hay un solo teatro. Queremos generar un esquema de creación de públicos, y esta gira será un primer paso hacia ese camino.

“Esta iniciativa se realizará en conjunto con la Secretaría de Cultura, una vez que se firme el convenio, que es la rectora, la cabeza de sector, y el IMSS tiene que estar alineado con ella”. Respecto del precio al público de las obras de este programa, el funcionario dijo que “va a ser lo menos que se pueda. Algunas de las obras son completamente privadas, con inversionistas, y hay que guardar ese equilibrio, pero la idea es que se promocione, que haya venta de boletos al 2x1 o con un pase de temporada muy barato y que se regalen cortesías. Lo que queremos es, como se dice en el argot, calentar los teatros”.

Esta reactivación tiene como objetivo ampliar las oportunidades de acceso a la cultura para derechohabientes y público en general. En consecuencia, mejorar las condiciones de los espacios como parte de un plan de mantenimiento correctivo y preventivo a mediano plazo, entre tres y cinco años, pues si bien la mayoría de los teatros se encuentra ahora en buenas condiciones, se requieren algunas intervenciones menores y una estrategia de prevención de afectaciones mayores a futuro.

Uso eficiente

Según Rosette Valencia, el IMSS cuenta hoy con 34 foros al aire libre y 38 cerrados, que suman casi 16 mil butacas; de estos últimos, solo cuatro están cerrados: en Villahermosa por remodelación, en Monterrey por un litigio, en Nuevo Laredo porque requiere una fuerte inversión para sustituir instalaciones eléctricas, y el teatro Calleja, en Ciudad de México, que inició proceso de rehabilitación para operar como teatro comercial, ya que solo se utilizaba como auditorio para eventos institucionales.

Paralelamente se promueve una figura de administración de los espacios que inició en 2013, denominada Usuario Preferente. “Los teatros los administra Fideteatros, un fideicomiso creado en 1983 con diferentes esquemas: hubo una época cuando los daban en comodato, figura que persistió un tiempo; después se rentaban por evento, por día, por hora, por temporada, y a partir de 2013 se creó el nuevo esquema de Usuario Preferente, que también implica arrendamiento pero por temporadas más largas, y en ese tiempo nadie más lo puede rentar. Así se hace un uso más eficiente del teatro porque antes estaba como a pedacitos. El Usuario Preferente nos ha resultado muy bien: es una figura mejor que el comodato y mejor que la renta por hora o por día”, aseguró el funcionario.

En este esquema de administración se encuentran actualmente cinco de los espacios de esta red: los teatros Hidalgo, Tepeyac, Xola, San Jerónimo y Legaria, que juntos ofrecieron un total de 2 mil 298 funciones, de las 6 mil 258 que se dieron en toda la red en 2016. La programación de estos espacios significa 23 por ciento de las asistencias totales de la red; es decir, de los 34 teatros en operación, actualmente son esos cinco los que proveen 56 por ciento de los ingresos totales de la red.

Dos millones de personas asistieron a los 38 teatros en ese mismo periodo, 37 por ciento de ellas vieron un montaje, el otro 63 por ciento asistió a actos de carácter social o comunitario, como graduaciones, presentaciones de libros y espectáculos escolares, entre otras.

Rosette Valencia explicó que los recursos que obtiene Fideteatros nunca pasan a las reservas del IMSS, pues se reinvierten en los teatros.

“En 2016 se tuvo ingresos de casi 30 millones de pesos; de ellos, 85 por ciento se reinvirtió en los espacios. Así ha sido cada año, pero no es suficiente debido a que no todos generan recursos. La idea es tener teatros más activos, nos conviene a todos que se generen mejores ingresos y que poco a poco vayamos recuperando la funcionalidad del ciento por ciento. Es innegable que los teatros tienen necesidades que no han podido cubrirse totalmente, entonces cada año vamos seleccionando algunos y hacemos un esfuerzo porque los recursos son escasos. No tenemos dinero para todos los teatros ni todos los teatros lo generan”.

Si la crítica más recurrente a la dirección del IMSS ha sido la falta de sensibilidad y compromiso con este patrimonio teatral erigido entre 1959 y 1963 —el más importante en América Latina—, Rosette Valencia comentó que “para la administración de Mikel Arriola es muy importante. Él vino a poner un énfasis y una prioridad que no tenían los teatros; desde 2013 empezamos a reactivar el Usuario Preferente, e íbamos avanzando de manera gradual porque el anterior director tuvo una firme convicción de reactivar esta red, pero ahora con la llegada de Arriola se ha reforzado esta iniciativa, al grado de que el convenio con la Secretaría de Cultura se firmará pronto. Queremos generar vínculos, sinergias y alianzas para que la reactivación de la red se haga de forma más rápida, y meter no solo teatro y danza, sino que incluso funcionen como cines para proyectar filmes mexicanos. Todo lo anterior como parte del Plan Nacional de Desarrollo impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto”.

Estas acciones en torno a la red de teatros del IMSS, explicó Rosette Valencia, se suman a un conjunto de actividades culturales más que la administración de Arriola realiza independientemente de las elecciones de 2018: “Le vamos a echar todas las ganas; estamos haciendo cosas que no se habían hecho en muchos años. Si no nos alcanza el tiempo le vamos a avanzar mucho, cuando menos, y vamos a dejar el precedente, el impulso para que lo continúe alguien”.




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]