También es responsabilidad de la gente abatir la diabetes

Si el paciente no pone de su parte, las políticas públicas no sirven.
El diputado Elías Íñiguez.
El diputado Elías Íñiguez. (Juan Carlos Bautista)

México

Los mexicanos tenemos derecho a la salud, pero no es nada más obligación del Estado, dijo el diputado federal presidente de la Comisión de Salud, Elías Íñiguez, quien añadió que se acostumbró a las personas a creer que es “obligación total” de los institutos que den “la atención y la mejora, pero la gente no pone de su parte”, y es ahí donde las políticas de sanidad fallan.

Ante la alerta emitida por la diabetes, dijo que no se puede seguir aumentando el medicamento al paciente cuando éste no cuida su alimentación: “Nosotros podemos aplicar el recurso que ustedes quieran, el problema es que si las personas no entendemos que tenemos que comer saludable, hacer ejercicio y tomar agua, el mal va a seguir al alza”, ante lo cual no habrá recurso que alcance para contrarrestar los efectos; la implementación de políticas públicas tiene que ir de la mano con la sociedad, dijo.

Recordó que tan solo en 2015 hubo 98 mil muertes relacionadas con la obesidad y diabetes. “Si yo sé que tengo dicho mal, sigo comiendo azúcar y no trato de comer sano o no me ejercito, ocasionó un daño que se reflejará en un pie diabético, una amputación, días cama u hospital y esto nos va a llevar a un gasto más alto al que tenemos ahora”, apuntó.

Reiteró que el paciente debe ser corresponsable de su derecho a la salud y que debe entender que el Estado ayudará lo más que pueda con los recursos que tiene para la enfermedad, pero la gente también debe poner de su parte.

Señaló que desafortunadamente se compra lo más rápido, lo que está preparado o comida chatarra que se encuentra en cada esquina, en lugar de tratar de cocinar y comer más sano.

El contraste

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor y miembro de la Alianza por la Salud Alimentaria, indicó que desde hace cinco años han demandado la declaratoria de una emergencia nacional por obesidad y diabetes.

“El primero en hacerlo fue el relator especial de las Naciones Unidas por el Derecho a la Alimentación, Olivier de Schutter, en un informe que dio en México en el que pidió al gobierno declarar esta emergencia nacional y aunque ésta llegó tarde, es importante que la hagan”, señaló en entrevista para MILENIO.

En tanto, explicó que la regulación de la publicidad dirigida a los niños en la televisión no fue hecha por los institutos de salud ni por la Academia Mexicana de Medicina. “Le preguntamos a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios quién la había hecho, y se supo que fue elaborada totalmente con la industria. Ese es el problema: en México gran parte de la política la han capturado las empresas”.

Sobre la responsabilidad de la gente de alimentarse sanamente, Calvillo señaló que es bueno que el gobierno haga campañas, “pero también que metan regulación, y que promuevan un estilo de vida saludable. Para ello,  pueden sacar los recursos (económicos) aumentando el impuesto a las bebidas azucaradas”.

Calvillo aseveró que la alerta epidemiológica es bienvenida, “pero tardía y se espera que haya acciones. No hay que poner toda la responsabilidad en los padres de familia, porque también hay una responsabilidad que tiene que ver con el ambiente obesogénico y solo cambiando ese contexto, con la regulación, se puede modificar el problema”, concluyó.

Alistan estrategia

El director general del IMSS, Mikel Arriola, admitió que la diabetes “nos rebasó, ya nos atropelló la ola y nos revolcó (...) perdimos tiempo en la transición de lo curativo a lo preventivo”, ello al referirse a la atención médica nacional que se basa en dar tratamiento y no a evitar que desarrollen la enfermedad.

Luego de que este lunes la Secretaría de Salud emitiera la primera declaratoria de emergencia epidemiológica ante la prevalencia de millones de casos, el director general del instituto, adelantó que antes de que termine este año se habrá diseñado la nueva estrategia de prevención de la diabetes, en la cual se incluirá al sobrepeso y a la obesidad, y que será “integral y focalizada”.